Facebook Twitter Google +1     Admin

Marrero, el abuelo de los abanicos

1 Octubre  de 2020  

Por: Bárbara Fortes Moya

 

Cuando se cumplen 100 años, es una dicha poder contar anécdotas con admirable memoria, sin olvidar un detalle, tal como si hubiesen sucedido hace poco tiempo.

José Marrero es un longevo de Sagua la Grande, quien llegó a la centuria el 20 de septiembre de 2020, con sorprendente vitalidad física y mental, gracias a los cuidados de la familia, y su  actitud  positiva ante la vida, a pesar de haber atravesado momentos muy tristes, como la pérdida de su hija.

Envejecer no asusta a Marrero, no obstante  su avanzada edad, puede valerse por sí mismo y conserva asombrosamente el deseo de trabajar y ser útil, por eso, cada día va a su improvisado taller y serrucho en mano corta los listones de madera para confeccionar abanicos con recortería de cartón, muy apropiados para este sofocante calor.

La mirada de este abuelo refleja la nobleza de su corazón, y sencillez de alma, tiene un apellido ilustre como el de Conrado Marrero, nacido en la zona de Laberinto, perteneciente a
Sagua, quien fuera lanzador de las Grandes Ligas de  béisbol, lo recuerda con admiración  y dice que siempre se despierta con el deseo de  lanzar un día más a la vida, con luz larga a la
esperanza.

02/10/2020 13:48 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris