Facebook Twitter Google +1     Admin

Premiado Eduardo Galeano en la categoría de Periodismo Deportivo

GALEANO DEDICA EL PREMIO "A LA MEMORIA DE SUNYOL"

El periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano recibió el Premio Vázquez Montalbán en la tarde del jueves, de manos de Artur Mas, en el Palau de la Generalitat y ha pronunciado un emotivo discurso con mención al presidente Sunyol.

El periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano ha recibido el Premio Vázquez Montalbán esta tarde de manos de Artur Mas, en el Palau de la Generalitat

Eduardo Galeano con Artur Mas, en el momento de la entrega.
Foto: Àlex Caparrós / FCB

La Fundación FC Barcelona y el Colegio de Periodistas de Cataluña han distinguido este martes al periodista y escritor Eduardo Galeano con el VII Premio Internacional de Periodismo Manuel Vázquez Montalbán (MVM) en la categoría de periodismo deportivo. El acto de entrega del premio se ha celebrado esta tarde en el Palau de la Generalitat y ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y del presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, entre otras personalidades del ámbito político, cultural, deportivo y social del país.

EL MEJOR TRABAJO PERIODÍSTICO DE ÁMBITO DEPORTIVO

El objetivo del galardón, que este año llega a su séptima edición, es destacar el mejor trabajo periodístico de ámbito deportivo. El premio se enmarca dentro del Área de Deporte y Ciudadanía que impulsa la Fundación FC Barcelona que tiene como objetivo potenciar iniciativas de carácter cultural, ciudadano y educativo.  En la categoría de periodismo cultural y político, convocada por el Colegio de Periodistas,  varios grupos editoriales y diarios catalanes, ha sido galardonado el escritor Juan José Millás.

"EN MEMORIA DE SUNYOL"

Galeano ha pronunciado un discurso de agradecimiento muy emotivo y poético [Verlo debajo]. Ha dedicado el premio "a la memoria del presidente Josep Sunyol, asesinado por los enemigos de la democracia", al tiempo que ha recordado también "el equipo del Barça del año 1937 que hizo una gira por América en beneficio de la república".

El escritor y periodista ha enumerado los puntos que le unían con Montalbán, entre ellos, "el placer por la ironía y la risa" además de "la reivindicación de la buena mesa como representación de la diversidad cultural". Los presentes en la sala han agradecido las palabras del uruguayo con una gran ovación.

"REPRESENTANTE DEL FAIR PLAY"

Rosell recordó "la pasión y la estima" de Vázquez Montalbán por los colores azulgranas y el hecho de que Galeano represente "el fair play y unos valores muy cercanos al FC Barcelona." Por su parte, Artur Mas, ha calificado estos premios como una iniciativa "muy centrada en los valores cívicos, el compromiso y las trayectorias vitales" y ha agradecido a la Fundación FC Barcelona el hecho de haberla impulsado.

GALEANO, UN REFERENTE DEPORTIVO Y DE COMPROMISO SOCIAL

Eduardo Galeano nació el 3 de septiembre de 1940 en Montevideo (Uruguay). Es periodista y escritor y uno de los referentes más importantes de su país y de la literatura iberoamericana.

En los años 60 inició su carrera periodística como editor del seminario ’Marcha’ y posteriormente fue editor del diario ’Época’. Sus obras más reconocidas y traducidas a más de veinte idiomas son ’Memoria del fuego’ (1986) y ’Las venas Abiertas de América Latina’ (1971), En su obra se combinan diferentes géneros: el documental, la ficción, el periodismo y el análisis político e histórico. Su libro ’El fútbol a sol ya sombra’ (1995) es su obra capital en el género del periodismo deportivo. Esta obra es considerada un clásico de los libros dedicados al mundo del fútbol donde el autor introduce al lector al universo futbolístico desde sus inicios a través de pequeños relatos muy relacionados con la pasión que genera este deporte.

El año 2010 ganó el prestigioso premio Stig Dagerman de literatura que se da en Suecia.

 

Tomado de FCBARCELONA

 

 

POR MANOLO Y POR EL PLACER DE JUGAR*

Por Eduardo Galeano

Quiero dedicar este premio a la memoria de Josep Sunyol, el presidente del Barça que en 1936 fue asesinado por los enemigos de la democracia.
Y también quiero rendir homenaje a los deportistas peregrinos, que un año después, en 1937, encarnaron la dignidad, malherida pero viva, de toda España. Me refiero a los jugadores del Barça, que en 1937 recorrieron los Estados Unidos y México, disputando partidos de fútbol en beneficio de la República, y a la selección de jugadores vascos, que hizo lo mismo en varios países europeos.
Por ellos me emociona recibir este premio, por ellos y también por los jugadores del Barça de nuestros días, dignos herederos del Barça de aquellos años: este premio que, por si todo eso fuera poco, lleva el nombre de mi entrañable amigo Manolo Vázquez Montalbán.
- - -
Con él hemos compartido varias pasiones.
Futboleros los dos, y los dos zurdos, zurdos para pensar, creímos que la mejor manera de jugar por la izquierda consistía en reivindicar la libertad de quienes tienen el coraje de jugar por el placer de jugar en un mundo que manda jugar por el deber de ganar. Y en ese camino hemos intentado combatir los prejuicios de mucha gente de derechas, que cree que el pueblo piensa con los pies, y también los prejuicios de muchos compañeros de izquierdas, que creen que el fútbol tiene la culpa de que el pueblo no piense.
- - -
También nos identificamos, Manolo y yo, en el placer de la ironía y la risa franca y todas las formas del humor, en nuestras maneras de decir lo que pensamos y lo que sentimos, en los artículos y en los libros y en las charlas de café. Porque no son dignos de confianza los solemnes caballeros, ni las damas ejemplares, que no son capaces de tomarse el pelo; y ni Manolo ni yo confundimos el aburrimiento con la seriedad, como también ocurre con otros colegas de ideas políticas parecidas a las nuestras.
Y conste que no hablo en tiempo presente por error ni por descuido, sino porque fuentes bien informadas me han asegurado que la muerte no es más que un chiste de mal gusto.
- - -
Y otro espacio compartido, muy importante para los dos: la reivindicación de la buena comida como una celebración de la diversidad cultural.
Bien decía Antonio Machado que ahora cualquier necio confunde valor y precio, y aquel ahora del poeta es también nuestro ahora, porque lo mismo ocurre en nuestros días.
La mejor comida no es la más cara y bien lo ha dicho Manolo, que más bien ocurre que la comida más cara no es más que una trampa engañabobos.
Y yo también creo, como él, que el derecho a la autodeterminación de los pueblos incluye el derecho a la autodeterminación de la barriga. Y es más que nunca necesario defender ese derecho, más que nunca, en estos tiempos de obligatoria macdonaldización del mundo, cada vez más desigual en las oportunidades que brinda y cada vez más igualador en las costumbres que impone.
- - -
Y hasta aquí llegué. Porque yo sé que cuando bebo demasiado corro el grave riesgo de decir estupideces, y yo quise alzar estas palabras como si fueran copas de vino, un buen vino tinto de por acá, para brindar con Manolo y por Manolo: una manera de beber
por la dignidad humana y por la solidaridad,
por el placer de jugar y la alegría de ver jugar cuando se juega limpiamente,
por la alegría de estar juntos y por el pan y el vino compartidos,
por los soles que cada noche esconde
y por todas las pasiones, a veces dolorosas, que dan rumbo y sentido al viaje humano, al humano andar, al vent del món.
* Palabras del escritor uruguayo al recibir el Premio Internacional de Periodismo Manuel Vázquez Montalbán, otorgado por la Fundación Fútbol Club Barcelona y el Colegio de Periodistas de Catalunya, ayer, en el Palau de la Generalitat de Barcelona.

Tomado de Página 12

27/05/2011 09:21 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris