Facebook Twitter Google +1     Admin

Por la libertad de nuestra bandera

20110330145959-marinorodriguez-003.jpg

 

 Bárbara Fortes

Marino González Rodríguez es un saguero de procedencia campesina, que nació en la zona rural conocida por La Jaguita, en la carretera a Quemado de Guines. Tuvo la posibilidad histórica de participar en la gesta heroica de Playa Girón.

Es un hombre sencillo y muy locuaz.Para ganarse el sustento aprendió el oficio de carpintero y se desempeñaba en esta labor en los inicios de la Revolución.

De sus vivencias en Girón, no olvida que lo impresionó profundamente ver a una niña de unos 10 años, que acababa  de morir a consecuencia del bombardeo de la aviación enemiga en el poblado de Pálpite. "Recuerdo esa imagen siempre, le arrancaron la vida a una pequeña inocente, sin justificación alguna. Por qué se pregunta, vuelven estas historias horrendas a repetir, hoy es en Libia, donde  cientos de niños son asesinados por la bota del imperialismo yanqui."

 Se preparaba militarmente en la Escuela de Responsables de Milicias en Matanzas y al igual que sus compañeros responde  al llamado de defender la Patria.

“Nunca pensé lo que era realmente estar en un combate, bajo el fuego de un enemigo con armamentos sofisticados, pero la fuerza de nuestras ideas, podían más que todo el equipamiento  de los mercenarios”, expresa y ratifica con firmeza que estaría dispuesto a luchar de nuevo.

Girón, expresa visiblemente emocionado que “fue una verdadera escuela, sirvió además para unir a los jóvenes valientes y decididos  que acudieron al llamado de Fidel”.

 Otro de los recuerdos tristes atesorado por Marino, está relacionado con un valiosos compañero. Después de dominar la situación en Palpite y cumplir con la orientación de retirada para el restablecimiento de la tropa, luego de un duro combate nocturno, el Jefe de Pelotón, Augusto González Morera, aprovechó unos minutos de descanso, y escribe una carta a su esposa, en la que le cuenta que está bien, que cuide mucho a su hijo recién nacido, que él no podrá ir a casa por ahora. La leyó y nos dijo que una vez concluyera la misión, la enviaría.No pudo cumplir su deseo, fue asesinado, realmente presagió su muerte.Sentí una pena inmensa, por este joven.

Al otro día nos cuenta que  resultó herido, cuando una bomba explotó cerca del terraplén que los conduciría hasta el central Australia donde funcionaba el Puesto de Mando de las tropas.”No supe de mí, cuando recobré el conocimiento, estaba en un hospital de la capital”.

Con la firmeza de los primeros años de Revolución, en los que se integró a la vida militar y posteriormente cumplió muchas tareas del Partido Comunista de Cuba, reafirma categóricamente:” Éramos  jóvenes  decididos a dar hasta nuestra vida porque no nos  arrebataran nuestras conquistas, pero hoy a  50 años de la Victoria de Girón, pienso, la guerra es horrible, pero estaría dispuesto con mis 77 años a cuesta a ir al combate por la Revolución.

Marino es integrante de la Comisión de Historia de Sagua la Grande, en la que contribuye a conformar los capítulos heroicos de esta tierra heroica del 9 de abril y que tributó 21 hijos a la lucha contra la invasión yanqui, para que siempre ondee libre nuestra bandera.

 

 

 

30/03/2011 08:54 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris