Facebook Twitter Google +1     Admin

Música para la aurora

Aula de la academia Antonino Fabre

La Academia de Música Antonino Fabre en el Día del Trabajador de la CulturaEn la Academia de Música Antonino Fabre prevalece la armonía, como  para demostrar que la música es un elemento de incomparable trascendencia en la formación de valores humanos.

Abrió sus puertas el 26 de febrero de 2008, en Sagua la Grande. Durante estos tres años el claustro ha impartido 8  especialidades: clarinete, corno, guitarra, contrabajo, trompeta, flauta, trombón, saxofón, afirma su directora Yanetsy Yera Alejandre.


Niños y adolescentes con aptitudes musicales de todas las escuelas primarias y secundarias básicas estudian aquí en doble sesión. Por la mañana  reciben  los programas generales de estudio y en la tarde las  especialidades,  que abarcan  clases de solfeo, piano complementario, apreciación musical y teoría de la música, entre otras. Al egresar alcanzan  la calificación de graduados de nivel elemental de Música.


En la academia  Verónica Pons León, de 21 años, graduada de la Escuela Provincial de Arte Samuel Feijoo en la especialidad de piano, ejerce su  profesión. Se siente realizada porque a través del programa complementario de piano, que incluye  himnos, marchas y canciones patrióticas del repertorio cubano, contribuye a  que  los  educandos  aprendan a  amar a su tierra.


Enseñar los diferentes géneros de la música cubana, sus compositores  principales, tanto del género bailable como la culta, son parte esencial de los contenidos que se imparten  en la institución para preservar nuestra cubanía.

La preparación integral de los estudiantes está consolidada en diferentes asignaturas. Se trata de vincular la Historia  a la música; se trabaja por un nexo entre todas las artes, siempre en función del contenido.

El concepto de cultura e identidad  es también objetivo de los programas de la academia, fundamentalmente se transmite a través de las asignaturas de Educación Cívica, Español-Literatura y otras.

Cultura e historia marchan unidas, de ahí que se  enseña la letra y música  de obras  musicales  vinculadas  con el devenir histórico de Cuba como el Himno Nacional, El Mambí y La.Bayamesa como una manera de  resguardar lo más notable de nuestra cubanía  y contribuir a la formación de los valores sociales en las nuevas generaciones, reafirma la profesora Onoria Javier.

Los alumnos expresan su alegría de poder estudiar en la academia. Aprender a tocar un instrumento para en el futuro ser un músico es la aspiración de todos.

El himno  Nueva aurora, compuesto especialmente para la Academia por el sagüero Conrado Morales, fundador y exdirector, ratifica que la cultura es una gran fuerza para defender a la Patria: 

Nueva aurora que ahora defendemos
Con estudio, esfuerzo y pasión
Es regalo que entregan aquellos
Que prosiguen con la tradición

De Antonino legado seremos
Nuestro empeño: seguir la labor
Nuestro escudo: la música
y todos lograremos un mundo mejor.

Y mañana quizás otra aurora
nos depare una ofrenda mayor
siempre firmes, siempre artistas, soldados
Por el arte y la Revolución.

14/12/2011 16:54 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris