Facebook Twitter Google +1     Admin

Para los sagüeros nuestra vida es este río

20100619031539-puente.jpg

Por Bárbara Fortes

“Para los sagüeros nuestra vida es este río”, afirma Ismael Santos, y fija de inmediato su mirada  en el agua,para dejar volar  volar sus pensamientos.

El paisaje es  matizado por los robustos  flamboyanes y la histórica Ceiba plantada en homenaje a los revolucionarios masacrados por el régimen español. A este pueblo se le conoce como “La Villa del Undoso”, bautizado por el poeta Plácido en visita realizada  en el año 1842

A los sagueros lo que nos identificará siempre será vivir en un pueblo dividido a la mitad por un gran  río, que ocupa el segundo lugar en extensión en el país y se nombra como nuestra ciudad, Sagua la Grande .

Precisamente el vocablo aborigen Cagua, significa  región de muchas aguas, del mismo proviene la palabra Sagua.

Este afluente , es conocido  también por el Undoso, como lo bautizara el poeta Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, cuando estuvo de visita en  Sagua, en el año 1842, y le dedicara un poema a su río “El Undoso”.A partir de ese momento, a Sagua la Grande,  se le denomina  además , Villa del Undoso.

Es la arteria acuática a la que estamos indisolublemente  unidos. Por qué? Nacimos, crecimos y vivimos a su lado, eso nutre la espiritualidad de las personas. Resulta una visita reconfortante , ya sea en  las mañanas  o en el  ocaso , estar junto a su río, al que sienten como algo muy  suyo, del que se enorgullecen y  poder así de cerca ,  respirar  ese aire húmedo,  refrescante, que es toda una inyección de vida,   r sus aguas que corren, ver los pequeños y coloridos  barcos, que descansan sobre sus aguas,  sentarse en el malecón  a disfrutar  de la belleza natural  del entorno, matizada por  los inmensos framboyanes y la gran armadura de hierro que identifica a nuestra ciudad y  que encierra  tanta historia.En este lugar  existió un puente de madera  por donde entraron victoriosas las tropas del general  saguero, José Luís Robau, al terminar la guerra de independencia. La vía actual se construyó en 1905, y lleva  por nombre El Triunfo, para rendir homenaje al aguerrido mambí.  

Si hacemos un viaje en la memoria, resulta  esencial, recordar que en el área del río, donde se inicia  la calle Padre Varela,  fue construido el  Embarcadero, de gran relevancia económica, pues hizo famosa a Sagua.El historiador de la ciudad Raúl Villavicencio Finalé, apuntó que la primera goleta con mercancías arribó  en el año 1786 y desde allí se transportaban entre otros  productos, sal, cuero, miel de abeja y madera. Se cuenta que con esta madera cortada en las zonas de Sitiecito y Alacranes se construyeron importantes edificios en España como El Escorial, un monasterio  majestuoso que aún perdura. Sin duda, el Embarcadero, fue un punto vital que posibilitó establecer vínculos con  el exterior. No sólo Sagua tuvo esa posibilidad,  sino  que atrajo a otros caseríos como Cifuentes, Quemado de Guines y Santa Clara,  que empleaban el Embarcadero, con  fines comerciales.

Los sagueros  sentimos la añoranza de nuestro río,   en cualquier lugar donde  nos encontremos porque en los alrededores, un paraje de gran hermosura, bañado por sus aguas, nació la que sería la futura ciudad de Sagua la Grande, que hoy  convida a todos sus hijos a ayudar  con más fuerza al progreso , para que afloren cada día con amor, la historia, sus  personalidades relevantes  y conquistas  de una tierra que abraza  este 8 de diciembre sus 197 años de fundada.      

 

 

19/06/2010 03:15 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris