Facebook Twitter Google +1     Admin

Conservar el suelo, por la vida

 Bárbara Fortes

El Día Internacional de la Conservación del Suelo se celebra desde 1963, cada 7 de julio en memoria del Dr. Hugh Hammond Bennet, un investigador estadounidense que dedicó su carrera a combinar el aumento en la producción del suelo con el cuidado de este valioso recurso.

El uso adecuado de la tierra resulta esencial para disminuir la pérdida de la capacidad productiva de los ecosistemas agrícolas como consecuencia de la disminución de los  recursos forestales, hídricos, y especialmente de los suelos, cuya degradación constituye uno de los principales problemas ambientales de Sagua la Grande  y de Cuba.

Resulta vital proteger ese patrimonio afectado por las variaciones del clima y la actividad indiscriminada del hombre que provoca su degradación debido a la deforestación y las prácticas de una agricultura no sustentable.

El campesino debe producir alimentos en armonía con el medio ambiente, pues tiene experiencias, pero falta cultura de manejo del suelo, ya que realizan un laboreo intensivo, y queman residuos de las cosechas, lo que provoca el deterioro del terreno.

FACTORES QUE PERJUDICAN A LOS SUELOS

Existen factores denominados limitantes, como la erosión, el mal drenaje, la salinidad, baja fertilidad natural y la acidez, entre otros, que influyen negativamente, así como las malas prácticas de riego afectan de igual manera a la productividad de los suelos del municipio sagüero.

CLASIFICACIÓN DE LOS SUELOS EN SAGUA

 Ferralítico amarillento

 Pardo con carbonatos

 Oscuro plástico gleyzado

 Oscuro plástico Gleysoso

Especialistas del grupo Agroforestal  de la Agricultura en Sagua, explican que la reforestación y conservación de ese patrimonio, el suelo, resulta imprescindible para el mejoramiento ambiental y alertan de la necesidad de fortalecer las medidas del programa sostenible de las tierras, que incluye el manejo integrado de zonas costeras en el litoral isabelino, donde se siembran especies de alto grado de salinidad, como la Casuarina, el Patabán, el Júcaro, y el mangle prieto, entre otros.

La faja hidroreguladora del río Sagua la Grande, tiene una superficie de más de 175 hectáreas forestadas, con posturas de árboles maderables de Acacia, Algarrobo, y Casuarina.

El programa de reforestación en práctica en el municipio sagüero, contribuye a que exhiba una discreta mejoría en el índice de boscosidad.

Resulta prioridad trabajar con énfasis en las técnicas de manejo, conservación del suelo, el agua y los bosques y rescatar las prácticas tradicionales, basadas en la agroecología en aras de una agricultura sostenible. La Conservación de los suelos implica, en primer lugar, educar a la población.

La degradación y la deforestación, problemas con la diversidad biológica, y la escasez de lluvias devienen daños para los suelos, entonces ¿qué medio ambiente heredarán las generaciones venideras, si no lo conservamos?

10/07/2020 07:58 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris