Facebook Twitter Google +1     Admin

El Cuerpo de Bomberos de Sagua y su historia

20161113160232-bomba-antigua.jpg1.jpg


Bárbara Fortes Moya
 Desde la fundación del pueblo ocurrieron horribles incendios y  resultó 
imprescindible la meritoria labor del Cuerpo de Bomberos de Sagua la 
Grande.
La constitución oficial del llamado “Cuerpo de honrados bomberos” 
ocurrió en 1860 con la adquisición de la primera bomba proveniente de la 
casa Adams & Company. El  6 de Abril de 1863 se celebró 
solemnemente la entrega de la bomba, que por primera vez, sustituiría a 
los antiguos métodos.También fueron entregados algunos otros útiles 
para sofocar siniestros.
Más de un centenar de hombres conformaban el referido Cuerpo, cuyo 
único objetivo era servir al pueblo, sin recibir retribución alguna por su 
trabajo.
Entre los incansables por el mejoramiento de la institución se distinguían  
los jefes, de la alta aristocracia sagüera Cándido Hernández de 
Velasco;Francisco de Paula Machado;  Diego Llacuna; Gabriel Trápaga; 
Federico Justo Tabares; Rogelio Tomasino; Emilo V. Soto; Carlos Alfert; 
Marino Ruiz Rojas, Arturo Domínguez, José Castillo, Antonio Pamíes, 
Gracián Celaya, Augusto Aveillé, y Gutiérrez. 
El Comité lo constituían un Subinspector, el Teniente Gobernador que 
fueron: Casariego, Argenty y Jiménez Bueno; tres Comandantes, 
Justiniano Cabrera,  Francisco María Angüeyra y Delfín Tomasino; y tres 
oficiales, Miguel Buxó,  Ramón Turró,  Loreto Stincer. 
El domingo 6 de Julio de 1884 se inauguró una nueva y más potente 
bomba que se probó en el “Placer de las Pailas” que fuera conocido 
posteriormente como  El Escolar;  hoy radica el Parque Infantil. Desde allí 
extendieron los bomberos  una enorme manguera desde el río, a través 
de la calle Caridad, actualmente Luis Mesa.
Integrado por cuatro  Compañías de Voluntarios en las que los jóvenes 
se incorporaban a una  de las 8 Secciones que eran: Máquina, Obreros, 
Salvamento, Pitón Derecho, Pitón Izquierdo, Manguera Derecha, 
Manguera Izquierda, y Sanidad.

Según el Doctor en Ciencias Históricas Raúl Villavicencio Finalé,  en la 
antigua provincia de Las Villas, no haya existido una institución como la 
de Sagua .Al principio el local estaba situado  en la calle Martí casi 
esquina a Colón. Posteriormente se trasladaron los bomberos  a la casa 
cuartel construída en 1869, sita  en  Salvador Herrera, entre Plácido y 
Libertadores, local con las condiciones necesarias y  en el que radican 
aún los bomberos de Sagua. Esta institución  contaba con varios medios para sofocar los siniestros 
como la bomba automóvil Zelaya  con carro extintor  y  escalera  y la 
bomba registrada con la marca de la cerveza  Tívoli  obsequiada a Sagua 
la Grande,esta se conserva en el Museo Histórico Municipal.
En Octubre de 1912 Don Carlos Alfert miembro y fundador del cuerpo de 
bomberos de Sagua, donó equipos y un carro-escalera el cual llevó su 
nombre en honor a tan noble gesto y  fue nombrado “Jefe Honorario”.
Varios años después en 1919  se organizó   un Comité Directivo 
integrado por  Vicente Medina, José Lezcano  Luis Vega  y los doctores 
Enrique Canut y otras personalidades.
Actualmente  el  Comando 2 de Prevención y Extinción de Incendios de 
Sagua la Grande, por los jefes de comando y de compañía, 6 bomberos,  
dos choferes , que disponen del equipamiento necesario  para apagar incendios 

Además capacitan a jóvenes del Servicio Militar General en relación cono el 
quehacer de la institución y muchos de ellos deciden permanecer en esta 
disciplina por su relevancia  humana .

Otra de las líneas de trabajo, es la atención al círculo de interés  creado 
de conjunto con la escuela primaria José de la Luz y Caballero, centro 
educacional  que apadrinan. La preparación de los niños con vocación 
para ser bomberos en el futuro, se desarrolla en la sede de la institución, 
una de las más prestigiosas  del territorio central,con una larga y 
destacada ejecutoria.
Durante este año no se registra ningún siniestro significativo  en el sector 
rsidencial ni  estatal . 

 El pueblo saguero  manifiesta  gran admiración y respeto por los 
bomberos, valerosos defensores de la vida de los seres humanos, aun a 
riesgo de las suyas.

Agradecimientos: Museo Histórico Municipal José Luis Robau Doctor en Ciencias Históricas Raúl Villavicencio Finalé 

13/11/2016 10:02 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris