Facebook Twitter Google +1     Admin

Pasión y orgullo por la Cruz Roja cubana

Para hablar de la historia de la Cruz Roja en Sagua la Grande, una fecha imprescindible es el 8 de mayo de 1939, cuando en homenaje al natalicio de Henry Dunant, fundador de su Comité Internacional y precursor de esta organización, se crea el Comité de Damas y Caballeros, que ofrecía sus donativos y ayuda a los pobres.

Con el paso de los años, la Cruz Roja de Cuba fue transformando su composición y a partir de 1959 la integran hombres y mujeres de pueblo.

Actualmente la preside Nelson Miguel González Ors quien explica que la misma la conforman 184 miembros con un loable desempeño  en el cumplimiento de los principios que sustentan a la asociación de carácter no gubernamental, que radica en la calle Maceo, entre Calixto García y Carmen Ribalta.

Entre los integrantes de más experiencia están Justo Bécquer que atesora ya 52 años y Griselda Anido Rodríguez, con cuatro décadas.

Rememoran aquellos años, al paso del ciclón Kate, cuando   estuvieron movilizados por 15 días para atender a las personas evacuadas de zonas de peligro. Pueden verse siempre prestos a ofrecer los primeros auxilios a los lesionados en graves accidentes de tránsito.

Con sencillez hablan de los incontables diplomas, reconocimientos y la Medalla por 25 años de servicios  voluntarios en la Cruz Roja, su segunda casa, expresaron al unísono.

“A los más jóvenes les digo que es una labor que requiere de mucho sacrificio, todo lo que se hace es voluntariamente, sin percibir remuneración”, explica Bécquer.

Mientras Griselda afirma que el premio mayor es el agradecimiento de las personas por lo que hay que amar a la Cruz Roja, no hay horas fijas de trabajo.

Uno de los pilares que sustenta el trabajo de la Cruz Roja, es la solidaridad, siempre están al lado del pueblo, en circunstancias difíciles, pero además en actos políticos, desfiles y marchas patrióticas.

Tienen creado el Consejo de Veteranos, con 10 miembros, y proyectos  para atender a niños y jóvenes en  círculos de interés en escuelas primarias y la Cruz Roja Juvenil en secundarias básicas para prepararlos en la labor de la institución, aprovechando la experiencia de veteranos  y así  incorporar más voluntarios.

Una de las brigadas especializadas  es la de Operaciones y Socorro, con 22 miembros encargada de coordinar en estrecha relación a través de los Órganos de la Defensa Civil, las diversas acciones de la Cruz Roja para ayudar a prepararse y si es posible evitar los efectos de los desastres naturales o provocados por el hombre que puedan provocar pérdidas de vidas humanas o daños materiales.

Otra de las aristas de la Cruz Roja es el servicio de salvavidas, que  garantiza la seguridad  acuática mediante la adecuada señalización de las  áreas de baño.

Estrechamente vinculados al salvamento de personas en Sagua la Grande durante la temporada de verano, en las playas del litoral y piscinas, prestan los primeros auxilios en caso de ser necesario a los bañistas.

Dicha profesión requiere de entrenamiento permanente para cumplir el propósito de salvar vidas, expresan quienes son representantes genuinos de  amor por el ser humano.

Merecido reconocimiento a la labor destacada que durante años mantienen estos hombres y mujeres que enarbolan  con orgullo un emblema internacional que trasciende fronteras e idiomas, inspirados en los principios de humanidad, independencia, neutralidad, carácter voluntario, unidad  y universalidad.

08/05/2014 23:02 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris