Facebook Twitter Google +1     Admin

Francia probará nuevo corazón artificial en humanos

20131016141220-f.jpg


El nuevo corazón artificial, creado por el profesor Alain Carpentier, padre de la cirugía valvular moderna, está dotado de dos ventrículos y cuatro válvulas y reproduce las corrientes naturales de circulación de la sangre. Muy parecido al órgano biológico es considerado uno de los más avanzados. El nuevo corazón artificial, creado por el profesor Alain Carpentier, padre de la cirugía valvular moderna, está dotado de dos ventrículos y cuatro válvulas y reproduce las corrientes naturales de circulación de la sangre. Muy parecido al órgano biológico es considerado uno de los más avanzados.
La Agencia Nacional de Seguridad de los Medicamentos de Francia autorizó los ensayos en humanos de un nuevo corazón artificial, con características similares al órgano biológico.

El dispositivo está dotado de dos ventrículos y cuatro válvulas y reproduce las corrientes naturales de circulación de la sangre.

El profesor Alain Carpentier, padre de la cirugía valvular moderna, es el creador del corazón artificial, considerado uno de los más avanzados hasta el momento.

Los primeros intentos de construir una máquina que realizará las funciones del órgano biológico datan de finales de los años 30 y en la lista de los inventores de estos aparatos aparecen nombres como el médico ruso Vladimir Petrovic Demikhov, el argentino Domingo Liotta y el norteamericano Robert Jarvik.

El primer implante de un corazón artificial se hizo en 1981 en Estados Unidos. El paciente, Barney Clark, estuvo conectado durante 112 días a un prototipo externo de 180 kilogramos de peso, denominado Jarvik 7.

Posteriormente, se han creado prótesis mecánicas de asistencia circulatoria, pero en su mayoría sólo tienen un ventrículo y son una solución transitoria mientras se espera por el trasplante.

Sin embargo, el nuevo prototipo, producido por la firma Carmat, tiene el objetivo de reemplazar en su integralidad al corazón durante varios años, aseguró Piet Jansen, director médico de esa empresa.

Todas las partes interiores del nuevo aparato están cubiertas de un tejido cardíaco de res especialmente tratado, lo cual reduce el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, una complicación frecuente en las bombas actuales, explica Jansen.

El dispositivo se alimenta a través de dos baterías externas pequeñas.

Las primeras operaciones se realizarán en el hospital Georges Pompidou, de París, donde el profesor Carpentier ejerce como cirujano; así como en el centro Marie-Lannelongue du Plessis-Robinson y el Laennec-Nord, de Nantes.

16/10/2013 08:12 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris