Facebook Twitter Google +1     Admin

Más vida en solo minutos

Especialista citología“Cuánta tristeza se evitaría si las mujeres adquirieran conciencia de la necesidad de practicarse la prueba citológica, un examen simple e indoloro, que en solos  minutos ayuda a garantizar su salud”.

Así se expresó una  voz autorizada, Olimpia Cuevas Pereira, técnico en Citodiagnóstico, quien  rodeada de microscopios y  textos de  consultas acerca del cáncer cérvico uterino ha permanecido durante 38 años en el Laboratorio  de Citología del Hospital Docente Mártires del 9 de Abril, de Sagua la Grande.

 

En cada consultorio médico están creadas las condiciones para que las enfermeras tomen una muestra del cuello uterino, que es en esencia la prueba citológica.

 

Este examen se practica  cada 3 años a las féminas  comprendidas entre 25 y 65 años de edad, etapa de mayores riesgos por encontrarse en edad reproductiva.

“Es un proceder muy simple”, reafirma. “Con una espátula la enfermera toma una muestra a nivel del orificio cervical para analizar si dichas células  son normales o hay alguna alteración”.

La  especialista  ratifica la necesidad de que las mujeres interioricen los beneficios que reporta para su salud la  prueba citológica. “El cáncer cérvico uterino no se observa a simple vista, depende del diagnóstico histológico a través  del microscopio  mediante el cual se observan las células malignas, recalca Cuevas.

“En nuestro departamento de Citología del Hospital Mártires del 9 de Abril de Sagua la Grande se procesan unas 30 diariamente, para un acumulado en el primer trimestre de este año de unas 5 mil pruebas”.

Un grupo de féminas recibe atención especializada en la consulta diagnóstico de Patología de cuello. Unas presentan cáncer y en todos los casos existe el control de la enfermedad.

Pero lo cierto es  que la labor del médico de la familia, los enfermeros y el personal del laboratorio de Citología es vital  en la prevención de esta enfermedad y parte  esencial del Programa nacional de diagnóstico precoz de cáncer cérvico uterino en Cuba, implementado desde 1968 y similar al de países desarrollados.

Es una forma de  reafirmar el pensamiento de nuestro Apóstol cuando expresó: “La verdadera medicina no es la que cura sino la que precave”.

Para saber más…

A pesar del tiempo transcurrido desde que George N. Papanicolaou identificó, a principios de la década del 40, células cancerosas en muestras tomadas de la vagina, lo cual fue una revolución en el campo de la ginecología por su impacto en la reducción de la mortalidad por cáncer cérvico-uterino, aún mueren por esta causa muchas mujeres en el mundo, sobre todo en naciones subdesarrolladas.

Villa Clara  es una de las provincias que registra niveles altos de incidencia del cáncer cérvico uterino. Sin embargo contrasta con los índices de mortalidad. Ello obedece al rigor con que se  desarrolla el programa preventivo de esta patología. 

Entre las causas que  aceleran la aparición de esta  enfermedad sobresalen  la promiscuidad sexual, relaciones de parejas precozmente y la multiparidad .También el hábito de fumar así como  el factor biológico dado en el Papiloma Virus, uno de los inductores de la misma que se adquiere en la vida sexual.

Es una patología prevenible y altamente curable, pues puede diagnosticarse en estadios precoces e identificar las patologías que le anteceden para aplicar el tratamiento adecuado y que desaparezcan.

25/06/2012 09:43 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris