Facebook Twitter Google +1     Admin

González Mántici, con la batuta en mano

20191224142457-enrique-gonzalez-mantaci-001.jpg

Bárbara Fortes

Uno de los hijos “grandes” de Sagua,  un consagrado al arte  músical  Enrique González Mántici, cuyo nombre ostenta la Casa de Cultura  de la ciudad, pero la intención de este trabajo está en revelar la  verdadera fecha de su nacimiento.

En exhaustiva investigación la licenciada Iliana López, especialista del museo de la música Rodrigo Prats, nos transmitió la inquietud de que apareciera como su  día de nacimiento el 4 de noviembre  ,  por decisión del eminente músico.

En la búsqueda en el Registro Civil de Sagua aparece oficialmente  el 24 de diciembre de 1912, en su certificación de nacimiento.

 Con solo diez años debutó en la Academia de Ciencias de Cuba como escenario, y alcanzó allí la primera medalla de oro, se revelaba así a un  gran violinista.

 

Cinco  años  después, se graduó y obtuvo a la vez el Primer Premio de Violín y Medalla de Oro en el conservatorio, ejecutando el clásico Movimiento perpetuo, de Paganini, que ha servido de modelo para los grandes violinistas de todas las épocas.

En el contexto de la crisis económica, política y social en que se debatió Cuba  en  la década de los  años treinta del pasado siglo, su familia resultó afectada.

Mántici renunció a  dos becas que se había ganado en el extranjero.

Adolescente aún, ingresó en 1929 en la Orquesta Sinfónica de La Habana, después, forma parte del Cuarteto Clásico de La Habana, como su primer violín.

La situación económica era muy  deplorable   y tiene que compartir el arte con las actividades de peón de albañil, empleado de una gasolinera, cobrador u otros muchos oficios.

 

 

Las influencias de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) permitieron que

a Cuba vinieran uno de los grandes de la música de todos los tiempos, Erich Kleiber. Esto contribuyó a que la Orquesta Filarmónica, conducida  el antifacista alemán, volviera a  tener  contacto con el público cubano. Y  descubrió  en González Mántici, la capacidad suficiente para conducir una orquesta de primer orden en cualquier pódium del mundo.

No podemos dejar de mencionar que en su consagración como músico  influyeron sobremanera la fundación de la radioemisora Mil Diez,  al conformar programas de concierto    de música sinfónica y de cámara, que  pudiera disfrutar  nuestro pueblo.

Mántici tuvo una vida política muy activa, militó en el Partido Socialista Popular, lo que provocó su salida del país hacia Rusia debido a  las persecuciones de la tiranía de  Batista.

Allí  ingresó en el Conservatorio Shaiskosvki  y  alcanzó renombre al dirigir distintas orquestas afamadas lo que lo consagró como el primer cubano en dirigir una orquesta sinfónica en Europa.

Trayectoria  artística:

Fundador de la orquesta Riverside,

Director de la orquesta de la emisora radial Mil Diez.

Fundó el Instituto Nacional de Música, llegó a ser director musical del circuito de radioemisoras CMQ,

Director musical de la Compañía de Ballet Alicia Alonso.

El maestro Enrique González Mántici, una de las  figuras más prominentes de la cultura en general puso en alto a Cuba  con una  sensibilidad sonora para un público que  a del disfrute de un  buen arte musical.

La radio constituyó el medio  donde González Mántici  cautivó  al público  cubano e  internacional.  la emisora cubana Mil Diez influyó decisivamente  en la consagración del músico nacido en La Vila del Undoso.

 Al fundar la Orquesta  Riverside, plasmó  en cada uno de los ritmos sincopados del jazz todo su espíritu artístico,´y se preparaba para los días en que Europa reconocería mediante  la  dirección moderna y depurada, la rítmica de Amadeo Roldán y Alejandro García Caturla,  que compartían bajo batuta cubana, el impresionismo de Debussy y el arrebato lírico de Tchaikovski.

 

Fuentes :

Investigación de la licenciada Iliana López, especialista del museo de la música Rodrigo Prats.

  “La CMQ en Avance”, en Publicidad Circuito CMQ, Buró de Documentación

del Centro de Investigaciones Sociales del Instituto Cubano de Radio y

Televisión, La Habana, Cuba. Recortes de prensa: 7 de octubre de 1946.

Televisión, La Habana, 2012, pp. 108-109.

A partir de 1950 ocupó el cargo de director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional y profesor de la cátedra de dirección de orquesta de la Escuela Nacional de Arte   desde 1966.

Violinista y compositor, fue el primer director  titular de la Orquesta Nacional Sinfónica de Cuba., lo recordaremos siempre.

24/12/2019 08:24 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris