Facebook Twitter Google +1     Admin

Los abuelos son felices

20180927020345-casa-de-abuelos-1.jpg

  Bárbara Fortes                    

Alegría y deseos de vivir experimentan  los ancianos que están incorporados a  las Casas de Abuelos  de Sagua la Grande.

La atención  es muy buena expresan sonrientes y  dicen sentirse como una gran familia.

Acogen las Casas a adultos mayores entre 60 y 90 años, lo que evidencia  la alta tasa de envejecimiento del municipio saguero.


Cada  mañana  hacen su matutino, leen las noticias más importantes. Luego realizan  ejercicios apropiados para su edad, impartidos por un profesor de educación física.

Todo el personal  siente  gran satisfacción de trabajar con estas personas de la tercera edad y su preocupación constante por ellos y la búsqueda de iniciativas contribuye a hacer la vida más placentera de los abuelos.

La cultura siempre está presente  a traves de actividades que desarrollan especialistas de la Biblioteca Raúl Cepero Bonilla, los Museos de la Musica Rodrigo Prats y el Histórico José Luis Robau.

Para contribuir a la recreación  realizan  variadas opciones como competencias de  dominó y disfrutan de las transmisiones de béisbol por radio y  televisión.

La  alimentación está garantizada  y con la calidad requerida; los horarios sin cumplidos con rigor. Llegan al centro los abuelos a  las 7 y 30 am y permanecen hasta las 5 de la tarde, disponen de televisores, ventiladores ,equipos de música para garantizar el confort de las Casas.

Amar y  admirar a los abuelos  por la experiencia de la vida y el trabajo, ejemplo para continuar adelante, las Casas de Abuelos hacen  realidad  las palabras de nuestro Apóstol José Martí:” ¡Ah, qué bien hace el que  consuela a los ancianos!


 .





















26/09/2018 20:03 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris