Facebook Twitter Google +1     Admin

Rompiendo las barreras del silencio

20140627140708-iliana-gonznalez-pnerez.jpg

 Bárbara Fortes

En  la vida de la jovencita sagúera , Iliana Bárbara González Pérez, un momento trascendental fue finalizar el diodécimo grado. No es un caso común, se trata de la única adolescente con discapacidad auditiva, en el Pre Universitario de Sagua.

Durante estos años no ha podido escuchar el sonido de los aplausos cuando celebran su cumpleaños, el llanto de sus hermanitas, el canto de los pájaros, la música que escucha la juventud  o poder ver la televisión sin tener que usar el sistema Caption àra sordos.

 Cuando nació la niña, explica Kenia, la mamá,  se dio cuenta enseguida que no seguía con su mirada el sonido de mi voz. Comienzan las investigaciones  médicas oportunamente y determinaron Hipoacusia  por factores genéticos.

 La familia  sufrió mucho, pero con el paso del tiempo  todos pensaron que lo mejor era ayudar a la pequeña a que  pudiera comunicarse con ellos.

“Interiorizamos que no utilizaríamos señas, ella necesitaba comunicarse y así emprendimos el camino de la lectura labiofacial.Mi esposo, sus hermanas y yo le articulábamos para que ella entendiera de lo que hablábamos.

Al cumplir los  6 años inicia sus estudios primarios en la Escuela Especial para niños sordos en Santa Clara y culmina los mismos satisfactoriamente. Ya en Sagua de nuevo, sigue con el empeño de estudiar y la Escuela Secundaria Básica Máximo Gómez le abre sus pùertas y la acoge con  placer. Durante tres cursosde estudios normales  y  junto a una intérprete termina sus estudios de Enseñanza Media.

Terminaba la enseñanza media, la única alumna hipoacúsica en Sagua la Grande Los profesores, afirma la mama, la ayudaron a vencer los obstáculos. Mientras tanto los especialistas que la atienden estudian su caso para posible implante coclear que le permita escuchar los sonidos del mundo que la rodea. 

Lograr la comunicación con sus familiares y compañeros de aula  ha sido muy valioso para enfrentar el mundo del silencio,por la hipoacusia que  la aqueja debido a trastornos geneticos.

Iliana es una joven inmersa  en el mutismo, pero a pesar de todo,transitó una infancia feliz,  gracias  al apoyo de su familia y  al sistema de educación cubano

Desde su casa, aqui en Sagua la Grande, donde reside, hace 18 años contempla el entorno y se pregunta ¿ por qué su sordera?

Ahora su sueño inmediato es estudiar Tecnología de los Alimentos en la Filial de Ciencias Medicas de Sagua y convertirse en una excelente Dietista.

Iliana está feliz  junto a su familia, las hermanitas, la mama y el papa, ellos saben que conseguirá, a  pesar de estar en un mundo de silencio.

 

 

 

27/06/2014 08:07 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris