Facebook Twitter Google +1     Admin

La queratina ¿aliada o enemiga?


En los últimos años se ha ido incrementando el uso de la queratina para alisar el cabello, pero ¿es realmente inofensivo su uso? Veamos que opinan los especialistas al respecto…

Por Vivian Díaz Frías, estudiante de periodismo

Dentro de las tendencias más populares de los últimos años con respecto al cabello, una de las más buscadas es la que implica alisarse el pelo con un tratamiento químico que todos conocemos como la queratina.

Existen productos de diferentes marcas comerciales e incluso de diversos sabores u olores, como la de chocolate o vainilla. A pesar de su popularidad, también existen preocupaciones sobre los posibles daños que puede causar tanto al cabello como a la piel, pero… ¿cuánto de cierto hay en esto?

Para empezar, debemos tener claras algunas consideraciones. Primero, no es lo mismo un tratamiento de queratina que el alisado progresivo que conocemos por el mismo nombre y al que muchos recurren para reducir el volumen y el frizz del cabello.

El tratamiento de queratina es un procedimiento que incorpora al cabello la queratina perdida por la contaminación, el polvo, el sol, calores excesivos, químicos y otros agentes agresores que disminuyen la concentración de esta proteína en el pelo. Por lo cual, este tratamiento natural contribuye al cuidado del cabello, aportándole fuerza, brillo y sedosidad.

El estilista habanero Danilo Aroche comentó que este procedimiento con queratina natural es seguro y muy útil para proporcionar mayor nutrición al pelo y así hacerlo más saludable. Pero la queratina por sí misma no tiene capacidad para cambiarle la forma durante meses.

Por su parte, el alisado progresivo que conocemos popularmente como “la queratina” está compuesto por la sustancia homónima y formol, un químico que contribuye a mantener el pelo lacio, pero que también tiene implicaciones negativas para la salud.

Es precisamente el formaldehído quien ha provocado la alarma de estilistas, clientes y especialistas de todo el mundo. Este compuesto químico, en pequeñas cantidades, no produce daños a la salud, pues sus concentraciones por debajo del 0,2 % pueden considerarse seguras.

Pero concentraciones mayores a este máximo establecido pueden ser tóxicas y, en consecuencia, perjudiciales para la salud. Por ejemplo, altas cantidades han provocado que algunos clientes experimenten daños en las hebras del cabello y molestias en el cuero capilar.

La especialista en Dermatología, Dra. Mircia Gainza González, argumenta que también pueden sufrir irritación, ampollas, necrosis epidérmica, quemaduras, congestión nasal, comezón en los ojos y alopecia o caída del pelo, además de que pueden sentir como este se les vuelve quebradizo. Y es que la piel absorbe el formaldehído rápidamente, por lo que “la irritación en el cuero cabelludo puede aparecer, aunque los estilistas tratan de alejar los productos químicos de ella”, acotó la Dra. González.

La aplicación de queratina con formol también puede agravar las alergias, pues las personas alérgicas son más sensibles a los efectos del formaldehído inhalado en altas concentraciones. Incluso, es posible que provoque ataques de asma.

Es por ello que los peluqueros y estilistas, expuestos habitualmente a la sustancia química, corren un mayor riego. Si no toman las precauciones debidas pueden comenzar a desarrollar algún padecimiento respiratorio como bronquitis, laringitis, neumonías o alguna lesión en la piel como la dermatitis.

Sobre los cuidados y precauciones que se deben tener en cuenta para trabajar, Danilo Aroche comentó que los estilistas y peluqueros deben proteger a los clientes y protegerse a ellos mismos utilizando guantes y cubriéndose la nariz y la boca para evitar una inhalación directa del producto.

Es preferible realizar los tratamientos de alisado en áreas ventiladas o al aire libre. También es pertinente el uso de máscaras o nasobucos, pues el formaldehído y sus derivados, presentes en la mayoría de los tratamientos para alisado con queratina, expiden vapores muy fuertes.

Así que ya sabes, si además de nutrir tu cabello deseas alisarlo temporal o permanentemente, consulta a un especialista que pueda orientarte. Además, trata de verificar en los envases del producto sus ingredientes y la cantidad de formol que posee, evita aquellos que no se sepa su procedencia o que el envase no tenga los componentes claros.

Y recuerda, no solo el cabello alisado es bello, una cabellera saludable y bien cuidada, sea cual sea su forma o textura, siempre tiene su encanto.

14/02/2014 10:27 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris