Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuba convoca a Festival de las aves en mayo

29 Marzo 2012   

ave-cubanaDedicado a la avifauna migratoria y residente, el festival de las aves conferirá un atractivo adicional a la península cubana de Guanahacabibes (Pinar del Río, occidente de la Isla, en mayo venidero.

Durante un mes pobladores y visitantes podrán conocer detalles acerca de las especies voladoras que habitan de forma permanente o temporal en la apartada localidad, situada en el límite occidental de la isla, adelantó Osmani Borrego, especialista del Parque Nacional radicado en ese paraje.

Además de conferencias y conversatorios -explicó-, la fiesta incluirá obras de teatro, danzas, concursos de dibujo, pintura y poesía, todos relacionados con la protección y características de los pájaros que encuentran abrigo allí.

En Guanahacabibes se refugian más de 200 variedades de aves, entre nativas y exóticas, las viajeras provienen en su mayoría de Norteamérica, precisó el experto.

Comentó que recorren largas distancias a través de la ruta del río Mississippi hasta llegar a ese gran corredor migratorio, uno de los mayores del área caribeña, donde evaden los rigores del invierno.

Por lo general son criaturas de tamaño pequeño y colores diversos, algunos muy llamativos.

En ese escenario declarado Reserva de la Biosfera ocupan todo el mosaico vegetal pues habitan en bosques, manglares, en la flora de ciénaga y en la vegetación de costa; allí recobran fuerzas para continuar la ruta de la emigración, puntualizó el científico.

La festividad, tradicionalmente dedicada a los pájaros del Caribe, abarcará ahora a todas las especies reportadas en ese sitio, famoso por sus escenas marinas y la virginidad de los ecosistemas, insistió.

Borrego subrayó que uno de los propósitos de la iniciativa es fortalecer la labor de educación ambiental en la localidad, a más de 200 kilómetros de La Habana.

La observación de aves sobresale entre las opciones ecoturísticas en ese punto del archipiélago, a donde arriban europeos y estadounidenses equipados con cámaras y binoculares para apreciar la biodiversidad local, comentó Abel Rojas, uno de los ornitólogos de Guanahacabibes.

Acompañados de guías, los recién llegados recorren senderos de la extensa selva tropical en busca del tocororo, la paloma perdiz y el zunzuncito, diminuto ejemplar de apenas siete centímetros de talla.

Se trata -añadió- de una opción de gran demanda, junto a la observación de tortugas marinas, que desovan en las dunas de mayo a septiembre, aseveró Rojas.

(Tomado de Radio Minas digital)

31/03/2012 07:17 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris