Facebook Twitter Google +1     Admin

Wifredo Lam:saguero y Universal

20101210045709-lam.jpg

 Bárbara Fortes
La obra del pintor saguero, Wifredo Lam es toda una aventura poética en la que estuvo siempre presente  un reencuentro hacia sus raíces. 
¿En que secretos recovecos  de la conciencia,  su memoria y la de sus antepasados pudo  acumular el artista, a sabiendas o no, durante casi 40 años, el universo de mitos, temas y formas de la cultura popular cubana? 
En España y, sobre todo en París y en Cuba, tras una larga ausencia de casi veinte años empieza Lam a redescubrir su mundo y al  escuchar las voces ancestrales profundas de sus sangres, las voces de su cultura mestiza, cubana, caribeña, las plasma en su obra extraordinaria.
 Muchas de las obsesiones de su infancia, declaró Lam, “murciélagos en perenne vuelo, o estáticos, como muertos, gallos de picos y espuelas afilados, lunas en todas sus fases, diablitos-guijes, iremes- como el propio Satán; huevos y ruedas, herraduras, caballos, frutos como genitales, escudos y una flora salvaje o domesticada: atributos y ofrendas a losa dioses de una mitología que exalta más sentidos o provoca el éxtasis en mi ser” 
Es indudable que la Guerra Civil española marcó profundamente a Lam y así lo expresó; “Me impidió  recuperar todos mis recuerdos de la infancia, en Sagua la Grande, llenos de su  Sagua se enorgullece del legado de Lam persticiones, mitos heredados y otros creados por mi propia imaginación.
Era como una vuelta a mis origenes.Ciertamente, lo único que me quedaba  en aquel momento  era mi viejo anhelo de integrar  en la pintura toda la transculturación que había tenido lugar en Cuba entre  aborígenes, españoles, africanos, chinos, inmigrantes franceses, piratas y todos los lamentos que formaron el Caribe.Yo reivindico para mi todo ese pasado.Creo que esas transformaciones han hecho de la gente una entidad nueva, de incuestionable valor humano”.
.
Meses antes de fallecer confesaba Lam que “el día en que las generaciones del futuro sitúen su obra en tiempo me gustaría que comprendieran mi esfuerzo por desmitificar al hombre cubano, para enfrentarlo con su propia identidad cultural. Sigo el camino de tantos artistas que me precedieron en su esfuerzo por encontrar una significación válida para sus pueblos respectivos”.
 
Así es desde ya sin necesidad de esperar la sentencia del futuro.Ese es uno de los significativos aportes que nos lega Wifredo Lam, entre tantos que heredamos de su obra genial.

09/12/2010 22:57 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris