Facebook Twitter Google +1     Admin

Hallado paraíso arqueológico en Sagua la Grande

20100811162254-resto-de-vajilla-del-siglo-xix-saguero.jpg

 

 

Bárbara Fortes

 

Nuestras raíces, costumbres e identidad  pueden ser develadas a través de evidencias  arqueológicas .Es un campo de investigación  muy apasionante que ayuda a entretejer la historia  de  una región o país, en determinado período de tiempo.

El hallazgo de objetos de cerámica en determinado lugar  puede contribuir también a enriquecer los conocimientos  socios culturales de una localidad o país. 

El Doctor Raúl Villavicencio Fínale, Historiador  de la Ciudad, y por demás arqueólogo junto a un grupo de estudiantes de la ESBU José Martí exploraron el área  perteneciente al antiguo basurero de  Sagua la Grande. Este sitio arqueológico se  encuentra  al final de la calle Plácido, en la también conocida Villa del Undoso.

Allí encontraron cientos de fragmentos de vajillas de loza fina, botellas de vino y jarras de cerámica  en  buen estado de conservación.

El hallazgo motivó el interés de Diana de la Calle y Norelys Gamboa,  especialistas  del Museo de Arqueología de Trinidad, tercera villa  fundada por los españoles en Cuba y Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Para llegar a conclusiones realizaron un minucioso estudio tipológico y tipográfico de las piezas y así catalogarlas por  productores e importadores de loza fina en Cuba en aquellos tiempos.Al decir de las arqueólogas trinitarias, las evidencias materiales corresponden al período colonial español  del siglo XIX, con variedad de origen y factura de loza fina inglesa, principalmente. Además reflejan  el sólido comercio existente  en la región y  el poderío económico de las familias en Sagua la Grande.

En las innumerables partes de los objetos priman ciertos cánones como el decorado y el azul, uno de los colores por antonomasia empleado en esa etapa. También la impresión con patrón pintado a mano en tonalidades carmelita, verde, amarillo y rojo que forman motivos florales.

Las denominadas plumillas en azul y rosado son muy recurrentes, asi como  tipografías  con numerales y membretes  del propietario  Glass Clementson .Estas  no solo ofrecen la identidad inglesa sino el número de molde empleado en la elaboración de las  botellas  de cerámica donde se envasaba vino.

Varios  fragmentos de librillos  o palanganas como se les conoce en la actualidad, fueron encontrados en la exploración del sitio arqueológico saguero..

 

Principales productores  de artículos de cerámica de la época.

Estos artículos se importaban  de España, Italia, Francia  Holanda y Bélgica, preferentemente.

Entre los  nombres de productores reconocidos del siglo XIX  están presentes  en las  evidencias estudiadas , Superior white granite ,W.Adams  and sons de l8l9,Frech Porcelain, Adams-1809-1820,William Baker White Granite, Clementson Brothers, Royal Patent, Stone ware , Hanley, entre otros que registraban  un color básico y establecían la patente en las gamas de colores verde, gris, malva y azul.

Los principales importadores  del siglo XIX de los que  se encontraron  marcas  registradas  fueron Setien y Hermanos White Granite ,de La Habana, Landa y Cía, stone ware, Clemetson en Matanzas y Felipe Quesada , de  Cienfuegos. 

La loza fina aparece en Inglaterra para sustituir a la porcelana que se importaba de Asia. Esta cerámica  es  una de las más importantes  del mundo por su calidad y diversidad de estilos. La diferenciación  se lograba a través de un sistema de Marcas que garantizaban  la comercialización con  otros países. El estudio realizado muestra variados tipos  de cerámica como las Mayólica, Bizcocho, ambas más rudimentarias y gress , esta última con la técnica del vidriado que la hace más atractiva.

 

Presencia de objetos de cerámica  en el territorio central de Cuba

 

La  similitud  de la  vajilla empleada por las familias acaudaladas  del sur de Cuba  como  Trinidad , Yaguajay , Cienfuegos , Santi Spíritus  y  al norte en Sagua la Grande  es motivado  por el comercio  sólido que existía  a través de los puertos de isla  con países europeos.

En Cuba  en el siglo XIX  se hizo costumbre tener una mesa  bien presentada con vajillas importadas que exhibían variedad de gustos y ratificaban el  poder adquisitivo  de grandes familias como las sagueras.

El fuerte comercio  que existió en esta época en la importación de vino  se reafirma por los innumerables  tipos de botellas de Ginebra encontrados y también demuestra el alto consumo de bebidas por parte de los pobladores en aquel período. 

Historia  y Cerámica de  la mano 

La  cerámica histórica como se le denomina en arqueología  posee gran  relevancia para descubrir el pasado y además  porque constituyen verdaderas obras de arte.

A partir de un motivo  se contaba una historia de la propia vida de la ciudad, casas, costumbres y  habitantes de donde era oriundo el productor.

Este  minucioso estudio demuestra el desarrollo alcanzado por la alfarería en el siglo XIX que legó objetos muy bellos que llegaron a nuestro territorio por el comercio con Europa.

El conocer la historia local  es parte esencial  de nosotros mismos y nos enriquece como seres humanos.Saber que la ciudad de Sagua  fundada en 1812, fue de renombre desde  los primeros años de vida provoca un gran regocijo personal.Las evidencias localizadas  de gran valor artístico y arqueologico así lo atestiguan y son vitales  para  escudriñar nuestro  pasado.

07/08/2010 00:05 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris