Facebook Twitter Google +1     Admin

25 años defendiendo la biodiversidad

20180522170736-ostion-2.jpg

Bárbara Fortes

 El Día Internacional de la Diversidad Biológica es una fecha que se celebra el 22 de mayo de cada año, por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 20 de diciembre de 2000.

 Este día fue creado para "informar y concientizar a la población y a los Estados sobre las cuestiones relativas a la biodiversidad". La fecha se eligió por coincidir con el aniversario de la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica, firmado en 1992. Los resultados han sido considerables hasta la fecha.

La calidad del ostión de  Isabela de Sagua, poblado al norte de la provincia de Villa Clara, es reconocida en el país. En cayo Enfermería, próximo al poblado isabelino,se desarrolla un programa ostrícola  para su cultivo sostenible,que beneficia a los manglares, pues contribuye  a la conservación y cuidado de estos arbustos.Persigue el objetivo humanizar la colecta del molusco, un trabajo difícil, así como elevar sus rendimientos económicos y proteger al medioambiente pues no depreda las poblaciones naturales.

Esta comunidad, ubicada en el norte de Villa Clara, cuenta con un grupo de cayos de abundantes canales y una cubierta vegetal compuesta mayormente por mangle rojo, a lo que contribuyen los aportes fluviales del río Sagua la Grande, que propician el desarrollo de bancos naturales de ostión.

Juan Deas Roa,especialista en Biología Marina  explicó que la aplicación de la técnica de cultivo del ostión de mangle( Crassostrea rhizophorae) uno de los miembros de la familia Ostreidae.

 El método para fomentar el molusco que vive fijo a las raíces de los manglares en zonas litorales donde se producen descargas de agua dulce  se lleva a cabo con el empleo de colgantes  de colectores de rama fabricado de conchas de los moluscos, para su captura y ceba.Con el empleo de esta modalidad artificial se protege al manglar, que antes se afectaba por el corte de tallos durante la recolección del invertebrado.

La tradicional extracción del ostión, uno de las actividades pesqueras más importantes de Isabela de Sagua, está favorecida por su cultivo, que evita prácticas destructivas en las raíces del mangle y protege al medioambiente.Desde el cierre de mayo y hasta octubre el ostión está en fase de veda.

Se alimentan los ostiones por filtración  de diminutas células del plancton vegetal que obtienen del agua  que circula  todo el tiempo por su aparato branquial.

Pertenecientes a un género de moluscos bivalvos, se distinguen por presentar una concha de forma irregular y asimétrica, cuya cara exterior es áspera y oscura que contrasta con la interior de superficie lisa.

Con el auspicio del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo Mundial para el Medio Ambiente, de la Organización de las Naciones Unidas se desarrolla el proyecto que también  contempla acciones de educación ambiental con los habitantes de Isabela de Sagua.

Los ostiones, emparentados con las ostras, son aprovechados como alimento por su alto valor nutritivo ya que contienen vitaminas A, B, C y D; compuestos glicerofosfóricos; cloruros; carbohidratos y proteínas en cantidades adecuadas, cualidades a la que se añade su fácil digestión y se le confieren propiedades de estimulante sexual, pero no existen evidencias científicas de la misma.

Estos moluscos se utilizan de forma variada, en la cocina pueden servirse frescos, guisados, ahumados, en vinagre, enlatados, secos, en su concha y en tantas formas como dicte la inventiva.


22/05/2018 11:07 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris