Facebook Twitter Google +1     Admin

Nuevas tecnologías, por el bienestar de los niños diabéticos

Bárbara Fortes

A la pequeña Lizandra Alfonso Borges le resulta  dificil adaptarse a cumplir con los requerimientos que conlleva la enfermedad que padece Diabetes Mellitus tipo 1, desde que tenía dos años y medio.

Ahora tiene 10 años y cursa el quinto grado en la escuela primaria José de la Luz y Caballero. Con aire nostálgico y ojos que delatan que a pesar de sus cortos años de vida, sabe que tiene que aprender a cuidarse, como le han explicado en la Centro de atención al paciente diabético, de la ciudad de  Sagua la Grande.

En la casa están pendientes de cumplir al pie de la letra las indicaciones. Antes de desayunar debe aplicarse con el "plumón" que deja atrás el empleo de las jeringuillas y
adapta el bulbo de Insulina.La primera dosis del día, luego antes de almuerzo y comida y al acostarse, así es el día a día de esta ñina que al igual que otros cuatro del municipio de su misma edad,insulino dependientes y tienen que aprender a convivir con la también conocida como pandemia mundial.

La primera pregunta que le hago a la inquieta Lizandra ¿qué sabe de la enfermedad?

Rápida me responde que lo más importante es ser disciplinada en la limentación.En la escuela sus maestros están al tanto de ella, no la dejan que ingiera ningún alimento, solo los que su mamá le preparó para la merienda.

¿Le tienes miedo a los pinchazos?

Antes me ponía nerviosa, ya no,me he acostumbrado,es por mi bien.

¿Te gusta más el nuevo plumón?

Sí,es más fácil, me mide el azúcar en sangre y marca la cantidad que tengo que inyectarme.

Has participado en las semanas de convivencia en la Clínica del diabético?
Sí, me gusta porque aprendo para no sentirme mal y converso  mucho con los otros niños que son diabéticos.

 La alimentación es fundamental,dice Yadira,la mamá. Ella hace su vida normal, aunque sin mucho esfuerzo físico, algunos ejercicios que orienta el Endrocrino , no es fácil
hay que tratarla con mucha sicología.

El Novo Pen
   
Es un dispositivo de administración de insulina o “pluma” que comenzó a emplearse en Villa Clara, entregado gratuitamente  para los niños  hasta 18 años, que tiene en cuenta las necesidades específicas de los niños con Diabetes. De este modo, tanto padres como cuidadores ganan en tranquilidad y confianza al tener un dispositivo con información más precisa.

Dispone de una función de memoria que graba la dosis y la hora a la que el usuario se puso la última inyección,y  evita  olvidos. La selección de la dosis resulta también más precisa, ya que puede hacerse de media en media unidad, si bien no permite seleccionar un número mayor de las unidades existentes en el cartucho.

Una vez elegida la dosis, el botón de aplicación del NovoPen con un recorrido más corto del habitual, facilita la autoinyección, mientras que un click audible indica cuando
ésta ha concluido.Posee un diseño moderno que hace más atractivo para los niños un dispositivo con el que deben convivir a diario.

Apuntes acerca de la Diabetes Mellitus

La Diabetes Mellitus, enfermedad producida por una alteración del metabolismo, ocupa el tercer lugar entre las dolencias más serias que enfrenta hoy la humanidad, después de los tumores secundarios y las enfermedades cardíacas. En Cuba,es la octava causa de muerte, según la Oficinal Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Los programas de asistencia a los diabéticos disminuyen notablemente el riesgo de complicaciones e  impacta en el índice de esperanza de vida en Cuba, el más alto en la región -76,5 para los hombres; 80,4 para las mujeres.






15/11/2017 08:15 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris