Facebook Twitter Google +1     Admin

Migdalia, enfermera por siempre

20151128155915-enfermera.jpg

"No se como me voy a desprender del uniforme y la cofia", afirma la enfermera Migdalia Triana Cabrera,con 77 años de edad, natural de Quemado de Guines pero se siente saguera, por tantos años viviendo en esta ciudad.


Cuando inicia la campaña de alfabetización,en Cuba, ,se incorpora y cumple su misión en un lugar alejado, pero que recuerda con gran cariño, Río Blanco, Pinar del Río.


Luego, por la necesidad de personal de Enfermería, va a pasar un curso por 6 meses en santi spitirus, en un hogar de ancianos, con muy pocas condiciones para alojar a los estudiantes,a pesar de estar alejada de su casa,mucho sacrificio, obtiene el título de auxiliar de enfermería.

 
La primera experiencia laboral de esta mujer dulce y trabajadora ejemplar,fue en un hospital rural, cerca de Santi Spíritus, por unos 6 meses y despues va a trabajar también en Remedios,de manera transitoria porque un tiempo después, la trasladan a esta ciudad, y hasta hoy vive entre nosotros, rodeada del cariño de sus hijas y familiares y el pueblo que la conoce y admira.


Con una sonrisa evoca aquellos días,cuando comenzó a trabajaren el hogar de ancianos,en 1964, siente el sano orgullo de ser la primer auxiliar que comenzó a brindar sus servicios  en este centro, después de 1959.Alternaba cuando era prioridad en la antigua Maternidad de la calle Colón y Libertadores, de esta ciudad.


Sus ansias de superación no se detuvieron y en la antes denominada Escuela de Enfermeras y se gradúa de Técnico Medio de esta especialidad.


26 de junio de 1966, es una fecha de gran signficado para Migdalia, pues se integra al colectivo del policlínico Mario Antonio Pérez.


Cumplió misión en Venezuela, en Monaga Uritupán, de 2012 a 2014, de este tiempo vivido en esa nación,recuerdala anécdota  un joven de 19 años, quien por estar oyendo música, con los audifonos de su telefono movil, y un fuerte aguacero, con descargas  eléctricas,le afectó la electricidad de un rayo y  si no es por el rápido accionar, casi pierde la vida.Le parece estar escuchando las palabras del médico que lo asistió, una vez leído el electrocardiograma, "Tenemos la pelea ganada, el se salva". Por su dedicación y entrega en Venezuela recibió diplomas de reconocimiento.


En esta extensa hoja de servicios, está incluída la empresa electroquimica de Sagua,al regreso de su misión, por un tiempo, hasta volver a su añorado policlínico, donde ya se piensa jubilar en enero próximo.
Es una labor sacrificada, expresa con certeza, y se lo digo a los jóvenes, debajo del uniforme blanco hay muchas que hacer, salvar vidas que  es lo mas hermoso que pueda sucederle a un ser humano,sientes el cariño de la gente,los pacientes te saludan, te recuerdan, es algo muy hermoso que reconforta el alma.
Una vida entregada a la enfermería, 52 años de labor ininterrumpida,Migdalia Triana Cabrera,con casi ocho décadas de vida, es ejemplo en su profesión, todosla admiran y respetan.Finalmente asevera, "Si volveria a nacer, sería enfermera".




28/11/2015 09:59 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris