Facebook Twitter Google +1     Admin

Los días ¿del agua?



Por Ricardo R. González

Las quejas reiteradas de los villaclareños en torno al suministro de agua sobresalieron en la agenda de la última sesión de la Asamblea del Poder Popular en Villa Clara (APPP), como parte de un territorio donde las irregularidades con el líquido vital constituyen una de las pesadillas en el día a día de sus habitantes.

Diría que nos montamos en el cachumbambé de la incertidumbre porque no sabemos qué «regalo» espera en el siguiente amanecer. Por ello no me resultó extraño que funcionarios del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) corroboraran que la demarcación fue la de peor servicio en el país durante el pasado año, y si bien aparecen ciertas mejorías aun distan de borrar lo que todavía persiste como talón de Aquiles dentro de un largo y tortuoso camino.

Confieso que me resulta escabroso —y hasta bochornoso— escribir sobre el tema en una provincia que dispone de 106 sistemas de abasto de agua para garantizar loque llaman distribución, pero al margen de la cifra, lo cierto es que, en2014, se registraron unas siete afectaciones diarias, con larga estadía, motivadas por roturas de bombas en algunas zonas.

Ello lo consigna el informe presentado por la Comisión Permanente de Atención a los Serviciosde la APPP que resume lo apreciado solo en cinco municipios donde evaluaron la actividad de Acueducto y Alcantarillado: Santo Domingo, Placetas, Manicaragua, Corralillo y Camajuaní, con énfasis en el panorama experimentado por las comunidades La Caoba y Palo Bonito, Falcón, Güinía de Miranda y Jibacoa, Rancho Veloz, y Vueltas.

Si echamos el ojo a la capital provincialsus moradores bien sabende las frecuentes averías en las fuentes suministradoras Hanabanilla, Palmarito y Ochoita que provocaron la extensión de los ciclos entre 10 y 15 días en diferentes repartos; en tanto, Camacho-Libertad sobrepasó las 30 jornadas.

Las pesquisas periodísticas me llevaron a indagar lo que ocurre en otros territorios de los que no fueron visitados por la referida Comisión. No me alcanzaría el espacio para consignar la totalidad de las quejas, pero vale decir que, por ejemplo, en el consejo popular Centro-Victoria, de Sagua la Grande, las problemáticas son consecutivas debido a las roturas en la estación de bombeo, casi tan frecuentes que deja de ser «noticia» la llegada del agua porque se desconoce hasta cuándo durará la felicidad del momento.

Este territorio acumuló 172 insatisfacciones relacionadas con el tema ( Acueducto y Alcantarillado) para ocupar el tercer lugar municipal por número de quejas, y otro de los sectores con notorias tristezas acuáticas lo es Villa Alegre, y San Juan-Finalet, entre otros.

Si miramos a las zonas montañosas prosigue el deterioro de la infraestructura para el abasto del líquido a las pequeñas comunidades.

También el servicio de pipas en la provincia exhibe irregularidades, mientras los puntos de vertimientos de residuales de las fosas prosiguen como uno de los tantos problemas higiénico-sanitarios aun no resuelto.

Y aunque vislumbran determinadas mejorías con el tema Acueducto para 2015 engañaría al lector si afirmo que resultarán definitivas, y que se hará realidad ese sueño de que el agua deje de ser esa asignatura pendiente que nos castiga y agobia. No vislumbra, de momento, macroproyectos como los acometidos en Santiago de Cuba, Pinar del Río o La Habana, por lo que se incluirán, paulatinamente, otras soluciones en los planes de la economía, a tenor de que una conductora externa está valorada en 112 millones de dólares aproximadamente.

Esa es la realidad, y me pareció medular el criterio expresado por la delegada María del Carmen Velasco Gómez, del municipio de Santa Clara, quien dejó las cuentas claras al señalar que no basta con disponer de un sistema de trabajo, de realizar esfuerzos, y tener buenas intenciones, si faltan recursos fundamentales encaminados a lograr mejorías.  

A mi modo de ver Cuba debe ser el país que más estrategias tiene implementadas. Para casi todo existen estos modelos concebidos en la era moderna, pero soy de quienes prefieren que se aparten un poco de tanto basamento científico y de esa academia superdepurada —con el perdón de los doctos—a fin de que se conviertan en realidades palpables que alivien las tantas agonías de los terrícolas contemporáneos.

Pensemos en esos hombres y mujeres que regresan a la casa con miles de problemas tras concluir una jornada de trabajo, y que luego de batallar con los carretones, la guagua, analizar el complejo crucigrama de lo que van a poner en la mesa, jugar con los precios, o vaya usted a saber… tengan que cargar agua para garantizar las necesidades hogareñas.

No olvido a las personas con familiares encamados y niños pequeños que a veces se le acumula la ropa sin poder hacer nada, en espera, quizás, delsiguientedía para ver si una especie de magia les obsequia el ansiado ciclo.

A ello se suma la situación reportada por las 197 fuentes contaminantes cuyas mayores incidencias recaen sobre el Ministerio de la Agricultura, con 62, el de Recursos Hidráulicos (35), el grupo empresarial azucarero (AZCUBA, 24), la Alimenticia (18), Educación (12), Ministerio de Industria (MINDUS,11), y Ministerio de Energía y Minas (MINEM), con 10.

Estas afectan las cuencas hidrográficas del río Zaza, Sagua la Grande, Sagua la Chica, y Hanabanilla debido al incremento de convenios porcinos, y la ausencia de tratamiento de desechos por parte de los mataderos, la pasteurizadora, y las fábricas de conservas, entre otros.

Quedó claro que en el caso de los asentamientos poblacionales que pertenecen a AZCUBA, y al MINAGRI compete a estos la responsabilidad de garantizar los servicios relacionados con el agua.

Retomo los numeritos. El IV Proceso de Rendición de Cuenta —también analizado en la reunión— generó 18255 planteamientos.El panorama de la carencia de agua y otros tópicos afines acumularon 4565 incidencias durante el XV período de mandato; de ellos, solo recibió solución el 59,28 %.

Si bien se tiene establecido el planeamiento de desarrollo hidráulico hasta 2020 con varios proyectos, pienso que de no actuarse con mayor celeridad e impactar a las neuronas para que resulten verdaderamente intranquilas seguiremos, año tras año, con idénticas insatisfacciones. También los rectores nacionales tendrán que apoyar más a las provincias para evitar el desgaste en temas que dependen de recursos.

Y a ello sumo las indisciplinas sociales. Gentes que rompen las conductoras para beneficio personal o por simple placer, otros que desbaratan aceras y calles para desviar las acometidas a su antojo, salideros que aparecen por aquí, por allá, y se convierten en verdaderas fuentes naturales en un país donde se pierde el 58 % del agua que se bombea, y; sin embargo, no pasa nada.

Villa Clara disponede un programa de reanimación de redes hidráulicas que establece el mantenimiento y  reparaciones previsto para el actual año. Habrá que insistir también en la calidad, y ojalá que las buenas intenciones por venir me hagan quitar, algún día, las incógnitas que puse en el titular de este comentario. Que así sea.

03/02/2015 05:18 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris