Facebook Twitter Google +1     Admin

Adiós a un Rolling Stone

20141205125327-f0024518.jpg

El saxofonista estadounidense Bobby Keys, quien giró con la tropa de MickJagger y Keith Richards durante 45 años, murió en su casa en el estado de Tennessee.

Días aciagos para los RollingStones.  El saxofonista  estadounidense Bobby Keys, quien puso  sus habilidades a los servicios de la tropa del incombustible MickJagger durante cuatro décadas, murió este martes a los 70 años a causa de una dolencia he­pática.  Obviamente el adiós del mú­sico tejano conmocionó a esta legendaria banda británica que después de tanto tiempo sigue haciendo trizas los pronósticos, imponiendo nue­vos récords e iluminando el rock and roll con clásicos como Satisfaction, Angie y Wild horses.

“Los RollingStones están devastados por la pérdida de su muy querido amigo y legendario saxofonista”,  señaló el grupo en un comunicado.  Bobby hizo una contribución musical única a la banda desde la década de 1960. Le echaremos mucho de menos”.  Por su lado, el guitarrista de la escudería, Keith Richards agregó: “Perdí al mejor compañero del mun­do, no puedo expresar la tristeza que siento aunque Bobby me diría que me anime: mis condolencias a todos aquellos que lo conocieron a él y a su amor por la música”.

Con la partida de Keys, los Rolling pierden a un músico extraordinario que desempeñó un rol fundamental en el inconfundible “sonido stone” desde que se unió  a la banda en el año 1969. Sus contribuciones aparecen en una colección de temas atesorados como reliquias por cualquier seguidor de la legendaria banda con marca de lengua. Ahí están, por solo citar algunos, discos memorables como  Letitbleed (1969) Stickyfingers (1971) y Exile onMain Street (1970).

La historia del saxofonista tejano no solo se encuentra estrechamente relacionada con la historia de los RollingStones. Es más, su obra alberga los ecos de los mismos inicios del rock and roll, y entrega una suerte de instantáneas sobre una época protagonizada por espíritus encendidos y atormentados que vivían el empuje de esta música como una filosofía de vida.

Por ejemplo Keys también salió a la ruta con leyendas como Eric Clap­ton, George Harrison, B.B. King, JoeCoc­ker, Fats Domino, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y LynyrdSkyn­yrd, por solo mencionar algunas. En su itinerario creativo sobresale además sus aportaciones en el tercer disco de es­tudio de John Lennon y YokoOno titulado Sometime In New York City, un álbum que retrata una de las facetas de mayor expansión de la con­ciencia social de Lennon tras la separación de Los Beatles.

Si bien Keys realizó la mayoría de  sus colaboraciones con estos monstruos del rock tras tomarse un tiempo para descansar de sus obligaciones con los Rolling, el saxofonista nun­ca dejó de ser un Stone de los pies a la cabeza. Tanto que tras hacer las paces con MickJagger y Keith Ri­chards en 1980,  se mantuvo inte­gran­do la banda hasta su reciente gira 14 OnFire Tour, en la que como acostumbraba volvió a patentar en los escenarios de medio mundo su estilo de viejo lobo del rock and roll.

(Con información de Michel Hernández)

07/12/2014 07:03 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris