Facebook Twitter Google +1     Admin

Monumento a las víctimas de Barbados

-con destino en la capital cubana de La Habana.

Fue destruido en un atentado terrorista que tuvo lugar el 6 de octubre de 1976. Las 73 personas a bordo de la aeronave, un Douglas DC-8 de fabricación estadounidense, resultaron muertas en el hasta entonces peor ataque de este tipo en el hemisferio occidental. 

La evidencia posterior implicó a varios individuos con vínculos con la CIA, además de algunos miembros de la policía secreta venezolana de aquel entonces (la denominada Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención, DISIP). Uno de ellos, Luis Posada Carriles, vive en Miami bajo la protección el gobierno de los Estados Unidos.

Documentos de la CIA recién desclasificados en 2005 indican que esa agencia estadounidense “tenía inteligencia concreta de avanzada, tan temprano como junio de 1976, sobre planes de grupos terroristas cubanos exiliados, de atacar con una bomba un avión de línea de Cubana”.

Estas imágenes fueron captadas por nuestro reportero Ismael Francisco en la localidad barbadense de Saint James, donde fue erigido un monumento para honrar la memoria de las personas que murieron en el atentado, el cual fue visitado en dos ocasiones por el líder cubano Fidel Castro. El Comandante asistía en el 2005 a una Cumbre del CARICOM que exigió que Posada Carriles “sea llevado a la justicia para traer un cierre a este flagrante incidente que causó tanto dolor a los pueblos de la región”.

06/10/2014 10:25 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris