Facebook Twitter Google +1     Admin

Agradecimiento de los sagüeros a Albarrán

20140509133901-joaquin-albarran-9-de-mayo.jpg

Con una vida relativamente breve pues falleció en París, a los 51 años de edad, el Doctor Joaquín Albarrán y Domínguez, ilustre personalidad mundial de las Ciencias Médicas,nació el 9 de mayo  de 1860en, Sagua la Grande.

 Sobradas razones tenemos los sagueros para sentirnos orgullosos  del eminente médico, considerado el más completo de los urólogos  modernos,símbolo de las generaciones de especialistas de hoy dedicadas a la Urología.

 Una de las anécdotas más sobrecogedoras de Albarrán  que revelan su  humanidad y profesionalismo,es cuando  el galeno se contagia para salvar a un niño diftérico que se asfixiaba. Al sentirse enfermo, sin posibilidades de disponer del personal facultativo necesario, por ser domingo y estar en su servicio de guardia, solicita a dos Hermanas de la Caridad y a un enfermero que allí se encontraba, así como el instrumental esterilizado necesario.

 

Con mano firme y segura, auxiliado solamente por el enfermero que le sostuvo el espejo, el decidido médico se abrió la tráquea para seguidamente introducir la cánula y llevar a cabo el procedimiento requerido. Luego practicó la cura y dio por terminada su autooperación, considerada  por los especialistas  como muy difícil.

El gobierno francés lo honró en 1907  con la condición de Oficial de la Legión de Honor, pero su amor por la tierra  que lo vió nacer quedó demostrado al escribir en  una revista de la época: "Si los azares de la vida me han hecho adoptar por Patria a la gran nación francesa, nunca olvido que soy cubano y siempre tenderán mis esfuerzos a hacerme digno de la Patria en que nací".

Estas sentidas palabras aparecen grabadas en el pedestal de la  estatua inaugurada el 1 de enero de 1911,en homenaje a esta gloria de la Urología se levantara en el parque que lleva su nombre en  su patria chica, Sagua la Grande.

Entre múltiples condecoraciones  otorgadas al distinguido  urólogo, destaca la Medalla de Oro en Cirugía de los hospitales, entregada  a Albarrán  en París en 1888, premio no obtenido por un extranjero hasta esa fecha. se conserva  en el Museo Histórico Municipal José Luis Robau, de Sagua la Grande.

En proceso de restauración están en La Habana la toga y el birrete usados en su graduación  de Doctor  en Medicina, y uno de los títulos más importantes escritos por él, "Medicina Operatoria de las Vías Urinarias de 1909".

Por su intenso quehacer científico y aportes valiosos  es recordado el Doctor Joaquín Albarrán y Domínguez  por estudiosos de la Urología en el mundo. Es un día de gloria para Sagua, cuna de otro hijo ilustre, es esta una tierra verdaderamente grande.

Bárbara Fortes

Biliografía :Cien figuras de la ciencia en Cuba/ Rolando García Blanco.../et-al/.- La Habana: Editorial Científico-Técnica, 2002

 

      

 

09/05/2014 07:31 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Waldo Garcia

Recuerdo cuando lei esas palabras de este gran hombre, ignorado en el tiempo por muchos cubanos.Esas palabras estaban escritas en frances y espanol en la estatua del parque Albarran en Sagua la Grade. Quede impresionado desde entonces. Con el tiempo fui medico del legendario Hospital Calixto Garcia de La Habana donde aum existe un inmenso pabellon dedicado a la Urologia que lleva el nombre de este ilustre saguero.

Fecha: 10/05/2014 00:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris