Facebook Twitter Google +1     Admin

Final del béisbol cubano: Sabor naranja

20130614104123-villaclara.jpg.2.jpg

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros

Matanceros, no se pongan bravos, pero creo que el título para ustedes llegará otro año. Ya vivieron una situación similar en la semifinal, pero Villa Clara no es Sancti Spíritus.

Matanceros, no se pongan bravos, pero creo que el título para ustedes llegará otro año. Ya vivieron una situación similar en la semifinal, pero Villa Clara no es Sancti Spíritus.

Es verdad que los centrales no ganan desde hace casi dos décadas, pero con una ventaja como esta solamente les ha ganado Industriales, y estamos hablando de un equipo grande; para llegar a eso a los yumurinos todavía les falta.

Si por algo quería que ganaran los de la Atenas de Cuba, era porque llegaron a la postemporada prácticamente a base de esfuerzo propio, porque los refuerzos aportaron bastante poco.

Ni a la tercera fue la vencida para los Cocodrilos en cuanto a refuerzos, pues a falta de dos subseries para el cierre de la fase clasificatoria, cuando casi tenían ya el boleto en el bolsillo, fue que funcionaron las últimas adquisiciones.

Sigo pensando que los refuerzos son para jugar otro torneo, no darle continuidad al mismo, y por eso me parecía muy plausible lo logrado por la tropa matancera, por demás, la más floja en el papel entre las ocho que avanzaron a la segunda fase.

Ahora les ha tocado cruzarse con una Naranja casi mecánica, que no comete errores y sigue exhibiendo un pitcheo de lujo, el mismo que inexplicablemente no pudo hacerse justicia en la primera mitad del campeonato.

Si Freddy Asiel Álvarez ha sido un titán sobre el box, no menos puede decirse de Misael Siverio en su actuación «pasada por agua». Apenas cinco imparables con siete ponches en igual cantidad de entradas hablan a las claras de dominio. Mucho más herméticos han sido los relevistas.

Además, los villaclareños han sido ese equipo macho, que no se deja robar la iniciativa y a cada intento de su rival por levantar la voz, le pone un tapaboca. Así es difícil perder.

Siempre pensé que Villa Clara salía como favorito, pero creí que esto llegaría a siete juegos, y tal como van las cosas, no creo que se vuelva al Victoria de Girón, no porque los matanceros no sean capaces de lograr una remontada (han demostrado varias veces que con ellos no hay juego perdido hasta el final), sino porque los Naranjas son casi invencibles en el Sandino, y tendrían que perder dos de tres. Por eso a esta final le veo muchísimo sabor Naranja.

14/06/2013 04:41 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris