Facebook Twitter Google +1     Admin

Humor para reír en serio

Escrito por  Yariel Valdés González, especial para CubaSí

 La cita estuvo dedicada al aniversario del suplemento Melaíto, uno de los más reconocidos del país.
Hacer reír es algo muy serio y más si la carcajada implica una realidad... Así recibió el público de Villa Clara la primera edición del festival Humor sin sombrero.

Hacer reír es, aunque parezca paradójico, algo muy serio y más si la carcajada implica una realidad que no resulta ajena. Así recibió el público de Villa Clara la primera edición del festival “Humor sin sombrero”, desarrollado aquí bajo el auspicio del Centro Promotor del Humor (CPH).

Dedicado a Argelio García, Chaflán, y al colectivo de la publicación humorística Melaíto en sus 45 años de fundado, este certamen presentó un ambicioso programa que reservó la presencia de grupos como La Oveja Negra, Pagola la Paga, Blanco y Negro, Komotú, Etcétera así como la asistencia de actores como Miguel Moreno —La Llave— y Baudilio Espinosa.


Dentro del programa destacó un conversatorio sobre la vida de Chaflán, impartido por el periodista Aldo Isidrón del Valle, donde se abordaron facetas de la vida y obra del artista, nacido en el Sur del Jíbaro, Sancti Spíritu, el 16 de junio de 1925 y fallecido en Santa Clara, el 27 de junio de 1992.  


Isidrón del Valle destacó la profesionalidad de Argelio García a la hora de actuar ante el público, al que nunca faltó el respeto ni acudió a la chabacanería o el mal gusto. “Chaflán  hizo del humor y el chiste un arte”, expresó.


Durante este evento quedó abierta al público, en la galería del Centro Cultural Mejunje, una exposición protagonizada por los integrantes de Melaíto: Pedro Méndez Suárez, fundador del suplemento y su director por más de 40 años; Adalberto Linares Díaz, actual director; Alfredo Martirena, Rolando González (Roland) y Jamler Méndez. Allí se apreciaron caricaturas de política internacional, humor general y erótico.


Kike Quiñones, presidente del CPH, catalogó como una “bendición” la presencia de todos los autores, pues Melaíto constituye un paradigma que trazó las pautas y el camino a seguir del buen humor en el centro de la nación y en el país todo.

Al teatro universitario también llegó Humor sin sombrero con la actuación, por primera vez allí de Quiñones, quien trajo al carismático Bandurria junto a otros personajes que confirmaron su aceptación entre el público, que vio en escena su propia vida, solo que ahora matizada por la picaresca criolla y el doble sentido. El espectáculo estuvo conformado por una recopilación de varios de sus textos que resumen su vida artística, de casi 20 años.

A los municipios de Camajuaní, Caibarién, Placetas, entre otros, se asomó este encuentro de humoristas que, al decir de Kike Quiñones, no tiene precedentes en otras provincias cubanas y que persigue estimular la creación estética en los jóvenes.


Significó además que actualmente se está cultivando un mejor humor, pues cuentan con propuestas de diferentes estilos, vertientes y formatos para reunir a un total de 120 artistas. Villa Clara se vistió de risa con este “Humor sin sombrero”, en espectáculos donde se advirtió la presencia del inolvidable Chaflán, un hombre que conquistó a los cubanos sin sombrero, cuando todo era en broma.

21/03/2013 06:28 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris