Facebook Twitter Google +1     Admin

Los caminos musicales de Sergio Vitier

20130125145102--sergio-1.jpg

El reconocido guitarrista y compositor presenta su disco, Cruce de camino, una ineludible invitación a degustar su obra creativa, marcada por la influencia de nuestra sonoridad nacional.

Omara Portuondo ensaya una y otra vez las notas musicales de Las amargas verdades, de Sindo Garay. Sergio Vitier le corrige cada detalle, en aras de llegar a la perfección en la interpretación del tema. Ambos se enternecen ante una obra sensible, escrita por uno de los autores más reconocidos de la trova tradicional cubana.

La escena forma parte del documental Cruce de caminos, el material audiovisual realizado por Lourdes de los Santos que recoge el proceso de grabación del disco homónimo de Vitier –facturado por Producciones Colibrí-, y en el que intervienen figuras de la música cubana, como la propia Diva del Buena Vista Social Club y el afamado pianista y compositor Chucho Valdés.

Acompañan a la estremecedora canción de Garay, nueve composiciones de Sergio Vitier ancladas en lo más genuino de la sonoridad nacional. Se perciben en estas piezas los elementos estéticos y melódicos que guían la obra del virtuoso guitarrista y que nos convidan a escuchar, sin ninguna restricción, ese seductor Nocturno de La Habana, composición que dedicada al músico Felipe Dulzaides y en la que Chucho Valdés deja una imborrable huella.

Pero Sergio sigue reuniendo en Cruce de caminos a amigos de siempre, a excelentes músicos que hacen propias sus partituras. Notamos en ese exquisito Son lírico la presencia del pianista Ernán López-Nussa, del saxofonista Javier Zalba y del tresero Pancho Amat; a la vez que disfrutamos sobremanera del Danzón Flora, en el que Amat y Zalba repiten, y el violinista Alfredo Muñoz los secunda.

Sorprenden por su fina sonoridad Bolero antiguo, Guajira intensa, Meditación y el tema que da título al CD, vemos en este último a Sergio acompañado de su hermano, el pianista José María Vitier. En todas esas piezas se disemina ese profundo conocimiento del músico sobre la sonoridad cubana, lo cual plasma con certeza.

Cruce de caminos es una digna reverencia al percusionista Tata Güines; y también es un punto de intercambio con jóvenes instrumentistas como Harold López-Nussa y Floraimed Fernández, quienes aportan su visión a un volumen que ya se hace vital entre los facturados para la música de concierto en la actualidad.

En cuanto al documental realizado por Lourdes de los Santos, podemos señalar que se trata de un material audiovisual que su directora segmenta en seis días, tiempo que duró el proceso de grabación, y que cuenta con la fotografía y la edición de Manuel Iglesias.

De los Santos destaca que las imágenes pueden considerarse un making off de la ejecución y grabación de las piezas, un repaso de las escenas en que los músicos puntualizan las notas musicales e interpretan cada partitura.

Como aderezo adicional, se incluye en el compacto una galería de fotografías que testimonia todo ese proceso interpretativo en los estudios.

La posibilidad de un concierto donde el público pueda disfrutar de la música contenida en Cruce de caminos es uno de los proyectos que Sergio Vitier no descarta. Reconoce que muchos de los artistas participantes en su disco tienen el tiempo ocupado en su propia carrera artística, pero hay una voluntad enorme de hacerlo posible. Sin dudas, esa será una presentación sin igual que nos permitirá percatarnos de esa excelente factura que ya notamos en el disco.

(Con información de Yelanys Hernández Fusté)
25/01/2013 08:38 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris