Facebook Twitter Google +1     Admin

Entre el trinar de las aves

20120814151315-fotos-1-202.jpg

 Bárbara Fortes

Con un armonioso trinar las pequeñas aves de variados colores  parecen saludar al visitante  en el aviario de Juan Miguel L arrea  en Sagua la Grande.

Ya acumula más de una década en la crianza de estas, cuyo nombre científico es Agapornis. Hay varias especies  caracterizadas por un colorido intenso, un pico fuerte y  con  gran resistencia al clima y poco enfermizas.

El Agapornis Roseicollis  se adapta bien a vivir en cautiverio  y  son  muy activas y vigorosas, están moviéndose de un lado para otro en sus jaulas, expresa el vicepresidente de la filial de la  Asociación Ornitológica  de Sagua la Grande

Para conocer de los cuidados  de estas hermosas  aves  que viven hasta 15 años y tienen de 13 a 16 centímetros,   comienza la charla con este hombre afable y  que no sabe vivir alejado de la  naturaleza.

Granívoros por excelencia remarca,  comen durante todo el día, los alimenta  con  alpiste, arroz, y harina de maíz. La atención  conlleva muchos detalles, una vez al día hay que cambiarles la comida y el agua.

En cuanto a la reproducción, señala, se inicia a partir de los 7 meses, y  siempre en el período de primavera.  La reproducción contempla un periodo de  21 días en incubación de los huevos, en su nido  y hay que estar muy atento la hembra se torna más agresiva, pues  en la jaula funcionan el matriarcado .

“No se imagina las  peleas que se forman si introduzco nuevos  agapornis en la jaula en la que esté ya establecida una población de estas y los problemas se agravan si hay parejas criando”,afirma.

  Durante el período de reproducción no debe de juntarse porque las peleas son enormes. Los residentes habituales   tienen como suyo el aviario y no permiten que nuevas aves invadan su espacio.

 Los problemas se agravan si hay parejas criando, la hembra se torna más agresiva. La reproducción contempla un periodo de  21 días en incubación de los huevos en el nido  y hay que estar muy atento a los movimientos de todos porque se corre el riesgo de que la agredan.

Es muy singular como  eligen pareja de por vida, hay que separarlos en diferentes jaulas para socializarlos. Se registran por fecha de nacimiento, color y máscara, enfatiza Larrea.

Una sonrisa de placer y satisfacción se dibuja en sus labios  al hablar de la próxima fecha para presentar a sus hermosas aves. La experiencia  avalada  en exposiciones tanto  de carácter municipal, en la provincial y nación, lo hacen sentir feliz.

Un detalle que gratifica toda la paciente labor de este criador de aves es el primer premio nacional  obtenido hace unos años ya, con  su Roseicolli mascara naranja.

Un hombre amante de la naturaleza y por supuesto de sus aves, es un gran conocedor de estas  y  nos comenta  acerca de lAgaporni   que fue descubierto al suroeste de Africa en 1793 y vive en grupos de 20 a 30  individuos. Su color normal es el verde, pero hay mutaciones, azul pastel, amarillo cara blanca, azul cara blanca amarillos entre otras gamas .La cabeza es de color  rosa asalmonada.

Existes variadas especies de Agaponirs:  canus,  pullaris, taranta, seindernianana, personatus,  lilianae,  nigrigenis  fischeri y roseicollis.los agapornis  han ganado en popularidad, tanto como los periquitos.

El también denominado inseparable de cara rosa o inseparable de Namibia, es el más criado de todas las especies de Agapornis.Entre el trinar de estas aves y su admirable belleza,seguimos contemplando los regalos de la naturaleza.

14/08/2012 08:57 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Miguel López

Interesante artículo ... Felicito a Larrea ... viejo conocido ... siempre amante de la naturaleza ... les felicito a todos y también a Baby por este artículo

Fecha: 14/08/2012 23:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris