Facebook Twitter Google +1     Admin

Meryl Streep al ataque


por  Pablo Scarpellini

Meryl Streep Meryl Streep

Meryl Streep tiene poder en esta galaxia. Sus tres Oscars y sus tropecientas nominaciones avalan cualquier salida de tono o estrategia de ataque que altere los nervios del sistema. Y la verdad es que nadie mejor para poner el punto sobre la i, para echar un poco de leña al fuego y darle una patada en las posaderas a los estudios, que buena falta hace de vez en cuando.

Streep se subió al atril de la enésima gala de premios de Hollywood —tenía razón Woody Allen en eso de que aquí hay galardones hasta para el mejor dictador fascista— y arremetió contra la estupidez congénita de algunas producciones, cintas como Battleship y John Carter, que se han estrellado contra la taquilla sin remedio y vapuleadas por otras hechas por mujeres y para mujeres con un presupuesto mucho menor.

«¿Qué les pasa?, ¿es que no quieren el dinero?», dijo la legendaria actriz en referencia a los 14 millones de dólares que costó hacer La dama de hierro y los 114 millones que obtuvo de recaudación. «En esta sala, estamos familiarizados con las horribles estadísticas que detallan la sorprendente falta de representación de las mujeres en nuestro negocio. Del 7 al 10 por ciento de directores, productores, guionistas o cinematógrafos en cualquier año que se elija».

Sin embargo, Streep resaltó el éxito de cintas orientadas a público femenino y que han dado muy buen resultado en el aspecto financiero como Criadas y señoras, Mamma Mia, La boda de mi mejor amiga, El diablo viste de Prada y la propia La dama de hierro. «Entre esas cinco, recaudaron 1600 millones de dólares». Los números cantan, según la estrella de Nueva Jersey.

Y ya que hablamos de películas para ellas, parece que la francesa Julie Delpy le dará un tercer intento a su romance accidentado y casual con su amigo estadounidense, Ethan Hawke. Las dos primeras, Before Sunrise y Before Sunset transcurrieron en Europa, y la tercera aún es un secreto que Hawke se ha comprometido a no romper.

La última vez, después de caminarse París durante hora y media, terminaron en una habitación con todo a punto de caramelo. La tercera puede ser el gran colofón.

Por cierto, que Delpy está a punto de estrenar una comedia moderna junto al versátil Chris Rock, 2 Days in New York, protagonizada y dirigida por ella. Está en racha la francesa.

19/06/2012 07:54 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris