Facebook Twitter Google +1     Admin

Papa finaliza eucaristía privada en el Cobre y se trasladará a La Habana

  La Habana, 27 mar (RHC) El Papa Benedicto XVI finalizó su jornada en el poblado de El Cobre, con una eucaristía privada en el Santuario de la Virgen de la Caridad, desde donde se trasladará a la capital cubana. 

altEl Sumo Pontífice llegará hoy a La Habana, segunda y última escala de su visita a Cuba, iniciada este lunes por la oriental ciudad de Santiago de Cuba, donde fue recibido por el Presidente cubano Raúl Castro.

 En la jornada el Santo Padre y su séquito cumplirán una visita de cortesía al mandatario cubano en el Palacio de la Revolución.

 El miércoles en la mañana, el Papa oficiará una misa en la Plaza de la Revolución.

 Benedicto XVI es el tercer Papa que visita a América Latina; la primera la realizó Pablo VI en 1968 con su viaje a Colombia, en tanto Juan Pablo II, el segundo Sumo Pontífice en arribar a la región, entre 1979 y 2002 lo hizo en 18 ocasiones, y en una de ellas, del 21 al 25 de enero de 1998, fue recibido en tierra cubana.

 Desde el pasado 23 de marzo, con su llegada a México, el Papa inició su segunda visita a la América Latina; la primera la efectuó del cinco al nueve de mayo de 2007 en Brasil.

A continuación saludo del Papa Benedicto XVI a los cubanos en su visita al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Queridos hermanos y hermanas:

He venido como peregrino hasta la casa de la bendita imagen de Nuestra Señora de la Caridad, «la Mambisa», como ustedes la invocan afectuosamente. Su presencia en este poblado de El Cobre es un regalo del cielo para los cubanos.

Deseo saludar cordialmente a los aquí presentes. Reciban el cariño del Papa y llévenlo por doquier, para que todos experimenten el consuelo y la fortaleza en la fe. Hagan saber a cuantos se encuentran cerca o lejos que he confiado a la Madre de Dios el futuro de su Patria, avanzando por caminos de renovación y esperanza, para el mayor bien de todos los cubanos. También he suplicado a la Virgen Santísima por las necesidades de los que sufren, de los que están privados de libertad, separados de sus seres queridos o pasan por graves momentos de dificultad.

He puesto asimismo en su inmaculado Corazón a los jóvenes, para que sean auténticos amigos de Cristo y no sucumban a propuestas que dejan la tristeza tras de sí. Ante María de la Caridad, también me he acordado de modo particular de los cubanos descendientes de aquellos que llegaron aquí desde África, así como de la cercana población de Haití, que aún sufre las consecuencias del conocido terremoto de hace dos años. Y no he olvidado a tantos campesinos y a sus familias, que desean vivir intensamente en sus hogares el evangelio, y ofrecen también sus casas como centros de misión para la celebración de la Eucaristía.

A ejemplo de la Santísima Virgen, animo a todos los hijos de esta querida tierra a seguir edificando la vida sobre la roca firme que es Jesucristo, a trabajar por la justicia, a ser servidores de la caridad y perseverantes en medio de las pruebas. Que nada ni nadie les quite la alegría interior, tan característica del alma cubana. Que Dios les bendiga. Muchas gracias.

27/03/2012 11:40 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris