Facebook Twitter Google +1     Admin

Mogotes de Jumagua: escenario de biodiversidad

20120110125303-mogotes-jum.jpg

Bárbara Fortes

Durante más de cinco lustros el Área protegida Mogotes de Jumagua ha representado un escenario vital para el desarrollo de la Educación ambiental en Sagua la Grande.

El interés fundamental siempre se encamina en pos de descubrir los valores que atesora esta  zona para darse cuenta en qué medida  hay que cuidarla, afirma el Doctor en Ciencias Ismael Santos Abreu, uno de los más furibundos encargados de la preservación de esta zona.

La  Educación ambiental, asevera, debe considerarse  como una responsabilidad ciudadana, que reclama la participación de todos  en relación con la conservación  de la biodiversidad cubana, villaclareña y sagüera. Sus valores y estado de conservación representan un escenario imprescindible para educar a las generaciones de hoy y del futuro.

Varias acciones específicas se han realizado de conjunto con la Dirección municipal de Educación en Sagua la Grande. Sobresale la realización de un proyecto medio ambiental, junto a los matutinos en la escuela rural asociada a la UNESCO Hermanos Matéu, un colectivo que realiza un meritorio trabajo  de preservación que propicia la elaboración de un material audiovisual por parte del cine club infantil Denis Ramos Évora del municipio, muy importante para  el  trabajo comunitario y la contribución a  la preservación de especies en peligro de extinción como el Periquito Catey.

En esta reserva ecológica existe un 10 % de endemismo. Allí tienen su hábitat 2 endémicos locales, la Palma de Jumagua, (Hemithrinax ekmaniana), que habita en la ladera norte  de los mogotes 6 y 7 y el Roble enano ((Tabebuia saxicola), que crece de 2 a 3 metros de altura.Entrada al área protegida Mogotes de Jumagua

Más de 420 especies de plantas y 48 endémicas de Cuba encontrará el visitante en los Mogotes de Jumagua. Su fauna incluye un centenar de aves permanentes y migratorias con poblaciones  decrecidas  por la mano del hombre. Entre las endémicas están el catey (Aratinga euops, tocororo (Priotelus temnururus), cartacuba (Todos multicolor) y el carpintero verde (Xiphidiopicus percussus).

En los Mogotes hay  una notable presencia de anfibios y reptiles, como el majá de Santa María (Epicrates angulifer), invertebrados (con 32 especies de moluscos terrestres y tres endémicos) y mamíferos, que incluye 13 variedades de murciélagos, entre estas el de cuevas calientes (Phyllonycteris poey) y la jutía conga  con población reducida.

Unos 20 proyectos persiguen evaluar el impacto ambiental con estudios de peligro y vulnerabilidad, los que benefician la flora y fauna en el Área Protegida. Entre los propósitos de los estudios  sobresalen  la nidificación de las aves, el control de plagas y  monitorear a especies  como  la jutía conga (Capromis pylorides) y el Perico Catey.

El segundo complejo de Mogotes de mayor importancia en el país sufre el impacto negativo de obras hidrotecnias y la introducción de búfalos desde hace más de una década en el humedal original. Por estos motivos la fauna ha replegado su hábitat hacia áreas secas, explica Santos Abreu. Estos impactos negativos ocasionan daños irreversibles al gran laboratorio ecológico situado a unos 60 metros sobre el nivel del mar.


Las 8 elevaciones son un hermoso paraje de la geografía  en el norte villaclareño pues ofrecen un contraste con el llano y constituyen  un verdadero tesoro natural que enorgullece a los sagüeros.

10/01/2012 06:41 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris