Facebook Twitter Google +1     Admin

Strike 3: Relevancia del relevo

Unos lo menosprecian, empeñados en considerarlo un arma secundaria. Otros pisotean sus reglas más elementales, haciendo mil y una barbaridades en su nombre. E inclusive hay algunos que parecen desconocer su existencia. Sin embargo, el pitcheo de relevo es cada vez más decisivo en los diamantes de pelota. Por supuesto, esta asignatura sigue pendiente entre nosotros. Eso sí, hay esfuerzos marcados por vencer el examen, y ciertos managers le conceden notables raciones de importancia. Pero todavía falta un trecho.

No hay torneo de rigor en el mundo que no se precie de utilizar con efectividad a sus hombres de bullpen. Los emplean como “aguantadores” o “holders”, para sustituir al abridor. Y como “preparadores” o “setters”, casi siempre con la misión de tirar el octavo episodio. Y como “cerradores” o “closers”, en el afán de asegurar los tres últimos outs y la victoria.

Por desgracia, esta asignatura sigue pendiente entre nosotros. Hay esfuerzos marcados por vencer el examen, y ciertos managers le conceden notables raciones de importancia al asunto. Pero todavía falta un trecho.

La recién nacida Serie Nacional ya va dejando muestras de cuánto pesa el trabajo de los relevistas en el desempeño de cada plantilla. Lo dejo con los números…

Hasta el momento, las cuatro escuadras de mejor comportamiento han brillado en los menesteres en cuestión. Las Tunas y Granma, líderes de la clasificación oriental, lo hacen para 1,74 carreras limpias cada una, con promedios ofensivos adversarios de .147 y .239, respectivamente. Mientras, los invictos que mandan por el occidente, Industriales (2,92 y .196) y Matanzas (3,18 y .100), no les van muy a la zaga a Leñadores y Alazanes.

En tales conjuntos, cuyo global es de 14 éxitos y solo dos fracasos hasta este momento, el relevo ha influido y también determinado en sus estimulantes comienzos de campaña. Diferentes, y mucho, son las situaciones de los sotaneros…

Compruébelo usted. Artemisa, pese a su poderoso staff, exhibe escalofriantes dígitos en planes de relevo: PCL de 5,27; AVE rival de .309. Camagüey, en tanto, anda por 5,02 y .291. Metros falla igualmente: 5,06 y .333. Y lo de la Isla es tenebroso: ¡13,14! limpias por cada nueve entradas, y bateo oponente de .397.

Las estadísticas, a veces, conducen a espejismos. Pero éste no es el caso.

04/12/2011 22:13 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris