Facebook Twitter Google +1     Admin

"Al apagarse la luz de mis ojos"

20110915155713-humberto-225.jpg

 

 Bárbara Fortes

La pérdida de la visión en 1978  es  uno de los momentos más duros que ha tenido que enfrentar en su vida el saguero  Pedro Morales Alfonso, pero ello no frustró los anhelos y proyectos que hoy exhibe un destacado aval en su trayectoria cultural y política.

Hace más de 20 años que visita la sala Braille de la biblioteca Raúl Cepero Bonilla de Sagua la Grande, expresa con alegría este hombre que recién cumplió 72 años y no se amedrenta por su ceguera, sino que se mantiene muy activo en la esfera de Relaciones Públicas de la Asociación de Ciegos y Débiles Visuales en esta ciudad. 

A la hora pactada, me esperaba hojeando algunas revistas y quería retomar algunos fragmentos de la Historia me Absolverá. Con gran sencillez y firmeza y en sus palabras comienza la charla.

 UD es un asiduo lector.¿ Ese amor por la lectura  tiene algunos antecedentes?

Yo me formé como Maestro Voluntario en la Sierra Maestra, profesión que amo profundamente porque siempre tienes que estar estudiando y superándote, para ser un buen educador.

Pero estuvo un tiempo de su vida vinculado a otras esferas? Luego estuve en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el Ministerio del Interior,(MININT)_. Me gusta mucho la Psicología, carrera que no pude concluir, por diversos motivos personales y posteriormente tuve la oportunidad de incorporarme al  Hospital de Día  y trabajé  como Responsable del Área de tratamiento sicoterapeútico hasta que la luz de mis ojos se apagó. 

Indudablemente  que su vida tiene un antes y un después de la afección visual. ¿A partir de ese momento enrumba su vida por otros derroteros?

En el propio año 1978, me incorporo a la Asociación de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI) en Villa Clara, después se funda la Asociación aquí en Sagua. En el 79  asumo la presidencia. Tenía deseos de seguir siendo útil a la sociedad y tenía  esa  posibilidad. Me  dan a conocer que funciona una sala en la Biblioteca Raúl Cepero Bonilla, donde puedo aprender a leer y a escribir por el sistema Braille y llegué hasta aquí.

A su entender, ¿qué gratitud le merece esta sala?

-Imagínese, es parte de mi vida. Junto al bastón que me ayuda a la movilidad y orientación espacial, aquí me apropio de muchos conocimientos que me permiten mantener el vínculo con la historia, la política, la cultura y la salud entre otras esferas. Gracias al Sistema de Lectura en  Braille, pude releer” La Historia me Absolverá” y hacer conversa torios con los demás asociados acerca de esta obra trascendental de nuestro Comandante.

De las actividades  en las que está inmerso,¿ cuál lo hace sentirse más realizado?

Ser actor de teatro, sin temor a equivocarme. A través de la ANCI participo en eventos culturales, en los que he sido premiado, pero lo más importante es probarme, saber que puedo hacer algo que me gusta y que las personas disfrutan y se alegran.

Pedro Morales Alfonso es un talentoso  actor de teatro, así lo confirman sus premios obtenidos en diversos Concursos convocados por la ANCI. Con un  monólogo basado en la obra El Padre Las Casas fue galardonado con el  segundo lugar nacional, así como recibió lauros con las adaptaciones  de “Viaje a la Semilla”, de  Alejo Carpentier y la autobiografía escrita por Jorge Mañach,” Martí, el Apóstol”.

Un momento cumbre  en sus años de vida, dice fue asistir al evento internacional Pedagogía 2010 y exponer en la temática  relacionada con la educación en la comunidad la crónica de un  maestro voluntario en la Sierra Maestra.”Sentí tanta emoción al escuchar los aplausos  de los presentes y  allí expresé todo mi agradecimiento a Fidel y la Revolución por ayudarme a ser lo que hoy soy.” 

Ester hombre no descansa, se prepara para asistir al evento teatral en Remedios este mes ara concursar en el género de narrativa oral y  demostrar una vez más, su valía  como artista. 

La Sala para Discapacitados de la Biblioteca Raúl Cepero Bonilla, de Sagua la Grande, se creó en el año 1985, con el  anhelo de incorporar a las personas  con afecciones visual, auditiva y de locomoción para que tuvieran un espacio en el que se sintieran bien y recibieran la atención y el trato que merecen.

Elisa Fernández, especialista en Bibliotecología, se encargó de alfabetizar mediante el sistema Braille  a un gran número de asociados.

Este recinto dispone de importantes documentos relacionados con la Historia, la Cultura, Revistas, todos impresos en Sistema Braille así como otros que contribuyen a la superación cultural de quienes acuden a solicitar servicios de préstamos.

La independencia del ciego está muy vinculada a su intelectualidad, puntualiza Pedro Morales Alfonso, un  hombre que  sabe que su vida no se detendrá por su limitación visual  sino que constituye un ejemplo  por su constancia, amor y convicciones que lo hacen merecedor del respeto y admiración de sus compañeros y de su pueblo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

15/09/2011 09:57 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris