Facebook Twitter Google +1     Admin

Un habanero controla el Clima Espacial

20110617132208-araujo-habanero-clima-espacial.jpg

Eduardo Araujo

Habanero, nacido en ese epicentro particular de nombre: El Nuevo Vedado. Físico, lector, amante de las estrellas y loco por las ciencias, el cubano Eduardo Araujo es un misterio para muchos y un orgullo para otros.

Envío de La Habana a Colorado el cuestionario de preguntas que me asaltan al conocer que existe un habanero estudiando “el más allá” desde “el más acá”. No sé si es posible para él responder  mis preguntas, en todo caso aquí van, volando desde Miramar hasta su despacho académico, su burbuja de experimentación personal y refugio humano para colegas y alumnos.

1- ¿Por qué estudiaste física y qué desarrollo le veías en Cuba cuando matriculaste en la Universidad de La Habana?

Mi camino a la Física no fue lineal. Siempre se pensó que nosotros también seríamos médicos, como nuestros padres. Empecé en el 4º Contingente del Destacamento Pedagógico, aquel llamamiento de emergencia diseñado para cubrir la necesidad de profesores debido al arribo del fruto de la explosión demográfica del ´60 a la enseñanza media y media superior. Ni te cuento cómo fui enrolado en esta aventura,  el hecho es que a los 17 años estaba dando clases de Física frente a muchachos de mi edad, y algunos incluso mayores. Creo haber tenido cierto grado de éxito en estos menesteres pedagógicos, pero no era lo que quería hacer de mi vida.

La motivación, sin embargo, si es bastante transparente. Cuando en casa alguien hacía una pregunta a mi padre, él siempre tenía una respuesta a mano, siempre basada en su extenso conocimiento científico. Recuerdo una anécdota en particular. Una vez se me ocurrió preguntarle que eran los truenos, y todos, mamá incluida, escuchamos una explicación de más de una hora sobre ondas y oscilaciones atmosféricas,  sobre la luz como una onda electromagnética y el sonido como una onda mecánica… ¿Mencioné que yo tenía unos 5 años?

Al terminar el Pedagógico continué hacia la Licenciatura en Física y Astronomía y culminé mis estudios de pre-grado con una Ingeniería Electrónica en Controles Automáticos. Posteriormente completé una Maestría y un Doctorado en Física Espacial en la UNAM (México) y en la Universidad de Colorado (EEUU).

2- No vienes de una familia común, es cierto que tu madre fue una psicóloga de vanguardia y tu padre toda una leyenda en el Colegio Médico cubano, tus hermanas importantes figuras del arte y la literatura internacional. ¿Qué ha tenido que ver todo esto con tu vocación?

Gracias Wendy por tus palabras sobre mi familia. Aunque sea un lugar común, el ejemplo de mis padres y hermanos fue siempre un aliciente difícil de ignorar. Los que conocieron a mis padres los recuerdan aun hoy como excelentes profesionales, pero mejor aún, como seres humanos. Nuestra casa familiar estaba siempre llena de visitantes, y nosotros, los cuatro hermanos menores, disfrutábamos aquella vida a plenitud, pero al mismo tiempo sentíamos esas metas frente a nosotros, desde muy, muy pequeños… y por si nos faltara algo teníamos las metas agregadas de mis hermanas Loipa y Nara Araujo, ya desde entonces figuras culturales con valor y luz propia. Mi hermano mayor es considerado hoy uno de los mejores médicos en su especialidad en Cuba, el que me sigue ha tenido mucho éxito en su vida de empresario, y la menor, mi hermanita querida, es una psiquiatra de mucha valía. Entre todos los hermanos acumulamos 5 doctorados y 4 maestrías (aunque la mayoría sigue estudiando). Creo que los “viejos” sonreirían de placer, pero nos siguieran exigiendo más y más.

3- ¿Qué estudios espaciales haces? (si se puede saber)

Me dedico a lo que hoy se conoce como Clima Espacial, el efecto que las condiciones del sol y el espacio tienen sobre los sistemas tecnológicos y el bienestar de la humanidad.  En realidad el término “clima” está mal utilizado, pero “estados del tiempo” o “meteorología” espacial nunca se impusieron entre los colegas hispanos.

En estos momentos mi atención profesional está dedicada al estudio de los efectos que el recién terminado mínimo solar, un mínimo inusual, con actividad solar muy baja, con muy poca variabilidad y que duró bastante más tiempo que el promedio de mínimos anteriores, tuvo sobre la ionosfera, la única capa cargada que nos rodea, con un papel muy importante en la comunicación, la operación y uso de satélites, y la navegación por sistemas tales como el GPS.

4- ¿Qué haces por la formación académica en la Física que se estudia hoy en los Estados Unidos de América?

Hay mucho que hacer por el estudio de la Física en todo el mundo. Sólo me limito a tratar que se genere interés por el estudio de las ciencias entre los grupos menos representados en la Física, especialmente los hispanos en EEUU. Aunque tengo estudiantes doctorales y de maestría de diversa procedencia (Taiwán, México, etc.), dedico siempre tiempo a visitar escuelas de enseñanza media y media superior, en áreas de nivel socio-económico relativamente bajo, para tratar de motivar los estudiantes de estos grupos a que se dirijan hacia el estudio de la ciencia. Esta labor me ha dado gratificaciones diversas, premios y cargos, pero ninguna como la vez que un joven tocó la puerta de mi casa, hace algunos años, a mostrarme su título de Físico, y sólo me dijo “gracias a Ud.”

5- ¿Te imaginaste todo lo que te ha pasado profesionalmente?

¡Nooooo, definitivamente no! El camino ha sido largo para llegar aquí. Largo y enrevesado, pero nunca aburrido. No creo haber podido planear algo así. Me dediqué de lleno a lo que en determinado momento hacía. Pude terminar mis estudios en tiempos relativamente cortos, y cada vez me fui involucrando más en una ciencia completamente apasionante. Un buen día me vi en la encrucijada en la que muchos nos hemos visto y tuve que tomar decisiones importantes. Nunca antes me había planteado la idea de vivir fuera de nuestra hermosa isla; cada decisión, cada giro que dio mi vida me acercó un poco más a dónde me encuentro hoy. Tengo características obsesivas, pero un plan como este no lo podría haber establecido ni en mis más feroces sueños profesionales.

6- Tiene algo que ver Cuba con el recorrido que atraviesas cada día?

Cuba tiene que ver con TODO lo que hecho en mi vida. No importa el número de países visitados, las culturas asimiladas, o las ciudadanías adquiridas. Nací, he vivido y moriré cubano hasta el átomo más ínfimo de mi cuerpo y mente. No lo dudes. La cubanía, que no el cubaneo, no es desechable. No es un fardo que arrojas a mitad del camino. Y nunca es un peso a cargar. Simplemente se es, y se porta con orgullo. No hablo por nadie, por supuesto, son sólo mis vivencias propias las que trato de reflejar. No somos un pueblo elegido (ni mucho menos), pero ahora escucho el “Ojalá” de Silvio y dudo que haya muchos cubanos que no se estremezcan con esta canción. Tengo en las paredes de mi oficinas mariposas endémicas cubanas, escucho nuestra música mientras trabajo, trato de mantenerme al día sobre lo que publican nuestros escritores… en fin Wendy, hace 11 años no voy a Cuba, pero no soy menos cubano por eso.

7- ¿Cómo es la vida de un físico cubano en Estados Unidos?

No diferente a la de un físico de cualquier otra nacionalidad, quizás se deba a que no vivo en la Florida, donde casi todo está marcado por la impronta política. Me explico, en mi grupo hay un inglés, dos japonesas, un rumano, un ruso, dos chinos, una brasilera y un cubano y… perdón, lo olvidaba, dos americanos. Nadie se detiene a pensar, comentar, hablar, mencionar las diferentes nacionalidades. Por supuesto, la cultura asiática y la latina se diferencian, pero estas diferencias no se reflejan en ninguna interacción profesional o personal. No somos un grupo de colegas, somos un buen grupo de amigos que con frecuencia nos reunimos en nuestras casas para cenar o celebrar, para escucharnos como seres humanos.

8- ¿Qué cambiarías si la física se dilatara en magia?

¡Cambiaría la magia a Física! La naturaleza de la Física es exactamente lo contrario a la de la magia, nosotros no hacemos juegos de manos para escamotear la verdad, sacamos a la luz la verdad, por más increíble que parezca. ¿Imaginas un mago haciendo un truco que nadie del público entienda? Los conceptos más complejos de la Física tienen un basamento lógico y matemático que quizás no esté al alcance de todos, pero está ahí, al alcance de los que quieran dedicar tiempo y esfuerzo a entenderlo.

9-  ¿Cómo aplicarías tus conocimientos en Cuba si pudieras colaborar con los que vivimos aquí?

Nunca he dejado de colaborar con mis antiguos colegas y amigos de siempre en la Habana. Con la introducción de nuevas tecnologías en el mundo, incluyendo en Cuba, nuestra área de estudio se ha convertido en una alta prioridad en todo el mundo. Espero que nadie se atreva a aterrizar un avión usando GPS, por ejemplo, después que le digamos que durante tormentas magnéticas el error puede ser de decenas de metros.

10- ¿Te sigues sintiendo un muchacho de El Nuevo Vedado, un habanero?

Si lo soy, aun me veo manejando por esas calles que tanto amo, que conozco al detalle. Amando en sus rincones, leyendo en cualquier esquina iluminada. Disfrutando de ese calor humano tan especial.

11- Ha cambiado “el clima en nuestro espacio”, hemos cambiado todos, para bien y para mal, pero la biografía no la cambia nadie.

Sí, todo cambió, esa es la esencia misma de la naturaleza. Es un “clima” que ya no conozco tanto como en el que habito, pero ahí están las raíces, el inicio del viaje, y no voy a dejar de ser quien soy sin regresar a la semilla, aunque sea a través de la ciencia, que es toda mi vida.

(Con información de Wendy Guerra. CubaDebate)

17/06/2011 07:37 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris