Facebook Twitter Google +1     Admin

Legisladores en disputa sobre dinero para Cuba

 

AP

Una disputa privada en el Congreso sobre programas promotores de la democracia en Cuba se hizo pública el viernes, cuando la presidenta de un comité de la Cámara de Representantes acusó a su homólogo en el Senado de no comprender lo que ella califica como “la naturaleza brutal de la tiranía de La Habana”.

La legisladora Ileana Ros-Lehtinen, republicana que encabeza el Comité de Asuntos Exteriores de la cámara baja, criticó al senador demócrata John Kerry por bloquear millones destinados este año a tales programas y por sugerir que éstos llevaron al encarcelamiento en Cuba del contratista estadounidense Alan Gross.

“Los programas estadounidenses para la promoción de la democracia en Cuba fomentan muestras metas de política exterior de ayudar a llevar libertad al pueblo cubano y a facilitar la transición a la democracia”, señaló Ros-Lehtinen en un comunicado. “El senador Kerry ha sugerido que los programas de promoción de la democracia de Estados Unidos provocaron que el régimen cubano encarcelara ilegalmente a un ciudadano estadounidense que estaba ayudando al pueblo cubano a vencer la censura de la dictadura. Creo que esto demuestra una falta de compresión sobre la naturaleza brutal de la tiranía de La Habana. Espero que el senador Kerry reconsidere su posición”, agregó.

La legisladora de Florida, quien nació en La Habana, también envió una carta a la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton elogiando los programas como cruciales y argumentando que la lucha del pueblo cubano no es menos merecedora del apoyo de Estados Unidos que los activistas en Medio Oriente y el norte de Africa.

La oficina de Kerry no respondió de inmediato a Ros-Lehtinen.

Gross estaba trabajando en un programa de construcción de democracia financiado por USAID cuando fue arrestado en diciembre del 2009. En marzo fue sentenciado a 15 años de prisión después de ser condenado por llevar equipo de comunicaciones a Cuba de manera ilegal. Su abogado está apelando el caso.

Cuba considera que los millones de dólares gastados en proyectos financiados por USAID buscan derrocar al gobierno, y calificó a Gross como espía. Funcionarios estadounidenses dijeron que las relaciones con La Habana no pueden mejorar mientras siga en prisión.

Tanto la hija de Gross como su madre anciana tienen cáncer, y funcionarios del Departamento de Estado han expresado la esperanza de que Cuba pudiera dejarlo en libertad por razones humanitarias.

 


13/06/2011 06:44 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris