Facebook Twitter Google +1     Admin

Nuestra vida reflejada en un museo

20110520011300-museologa-copia.jpg

 

Al traspasar el umbral del Museo Polivalente General José Luis Robau de Sagua la Grande, se siente la sensación de  iniciar un periplo por nuestras raíces  histórico culturales.

Esta institución es una de las importantes en Cuba por el valor de las colecciones que atesora, relacionadas con personalidades de las ciencias, la música, las artes plásticas y de otras esferas de la vida en  La Villa del Undoso. 

Hoy 18 de mayo, Día Internacional de los Museos, merece  distinción una de las personas que trabaja allí desde 1994,  Ana Margarita Cabrera Suárez, Licenciada en Letras y Museóloga de profesión quien afirma que:” La prioridad número uno es proteger las piezas que se guardan en el recinto. La conservación y un sistema de documentación que propicia el control de las mismas  son indispensables, así como investigar con seriedad”

 En este sentido, profundizar no solo en la personalidad, el hecho histórico, sino los valores artísticos, lugares por donde transitó la pieza, constituyen aspectos indispensables específica la Museóloga sagüera que tiene a su haber 16 años de experiencia.

 El público puede apreciar en esta institución, piezas de gran valor como la medalla de oro otorgada al eminente urólogo saguero  Joaquín Albarrán, en la Escuela de Medicina  de París, pinturas  del también saguero,  Wifredo Lam  realizadas  cuando niño en Sagua, armas utilizadas por  los patriotas en la guerra de 1895 y  en  la huelga del 9 de abril, piezas de artes decorativas, esculturas mitológicas esculpidas en bronce.

Se expone en una de las 7 salas que abarca el Museo Histórico, dedicada a la Comunidad Aborigen ,una colección de hachas del paleolítico superior, hallazgo relevante  realizado por arqueólogos de la localidad. 

“Lo más emocionante de nuestra labor, enfatiza Cabrera  es poder mostrar al público  las piezas, fotos,  y documentos. Se relaciona una con muchas personalidades y familiares, hasta del extranjero, que quieren conocer. Se siente gran satisfacción al ver reflejada en el rostro de esas personas, la alegría al observar los objetos, su historia y todas las acciones buenas que hizo por el pueblo y que en ocasiones se extienden al mundo entero, como en el caso del Doctor Albarrán.” 

”Una llega a sentir amor por cada pieza, aprende a tratarla con cuidado y cariño, sufre si se deteriora porque la has  investigado. Esa necesidad  se convierte en un sentimiento muy fuerte al estudiar el verdadero valor de cada objeto museable”. 

Hay algunos  momentos tristes interfieren el trabajo en ocasiones:“Nada duele más que cuando se necesita hacer un trabajo  y surgen inconvenientes materiales que te alejan de nuestra verdadera función”. 

Su mayor anhelo es poder  tener más espacio para exponer al público las piezas  que se conservan en el Museo y que poseen un valor inestimable. 

El Museo saguero extiende su labor hacia las comunidades, Casa de Abuelos, el Hogar Materno, entre otras siempre  a través de conversatorios y charlas relacionadas con la historia de la localidad. Enhorabuena, la consagración  de esta especialista quien junto al resto del colectivo transmiten con inmenso amor  el legado histórico cultural a las actuales generaciones de esta gloriosa tierra.

18/05/2011 14:40 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris