Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Por qué los icebergs son azulados?

20110412115856-incroyables-icebergs-10614281.jpg

Solly Boussidan Terra, Chile

Una de las grandes curiosidades de visitantes fascinados por la belleza de los icebergs de la Antártica tiene que ver con el color azul de estos gigantes de los mares helados. Los geólogos y científicos a bordo de las expediciones que reciben a los turistas tienen una explicación a flor de labios: los icebergs son de color azul debido a gusanos microscópicos en la superficie del hielo. Claro que esa respuesta -por si acaso- no es más que una broma recurrente de la tripulación de científicos. De todos modos, actúan tomándose en serio la pregunta.

Ellos “explican” a los asombrados turistas que los gusanos de hielo tienen una incandescencia natural de color azul, y unos grandes ojos azules que enfatizan más aún el efecto. La mayoría de los turistas de la expedición de la cual participó el portal Terra, de Chile, se sorprendió al escuchar la historia del geólogo jefe de la nave, el alemán Wolfgang Blümel. Los turistas mudos, y Blümel continúa serio.

La siguiente pregunta -retórica - la hace el mismo científico. “¿Y por qué los icebergs son de aspecto blanco durante la noche?”… Silencio total. El mismo Blümel se apresura a responder: “Los icebergs son blancos durante la noche porque los gusanos de hielo están cansados, cierran los ojos y se van a dormir”.

Pasan algunos segundos hasta que el primer turista entiende que es una broma y empieza a reírse. Blümel ya no puede seguir fingiendo y se larga a reír. “A la mayoría de las personas les resulta muy aburrida y difícil la geología. Con un poco de humor, las cosas se hacen más sencillas”, dice.

La broma causa muchas risas. Sin embargo, la curiosidad persiste porque, después de todo, si no hay “gusanos de hielo”, ¿por qué los icebergs son de color azul?

Wolfgang da una explicación (una verdadera): “Muchos de ustedes probablemente recuerdan eso de la refracción de la luz en las clases de física del colegio. Bueno, eso no tiene nada que ver con el color del hielo”, explica el geólogo siguiendo con el humor. “De hecho, el iceberg es de color azul por la misma razón que el agua del mar es azul: la absorción del espectro rojo de la luz”.

La luz es reflejada casi en su totalidad (luz blanca) en el espacio entre el hielo y el aire. Para ser visible, cualquier objeto debe reflejar al menos parte del espectro de luz. En el caso de la nieve y el hielo, las miles de burbujas de aire presentes en su interior reflejan la luz casi por completo, dando la apariencia blanca. En los icebergs y los glaciares, como el hielo se va comprimiendo, las burbujas de aire van siendo expelidas, aumentando la densidad del hielo.

El enlace entre el oxígeno y el hidrógeno del agua es excelente para absorber el espectro de color amarillo y rojo de la luz, pero absorbe mal el azul. El hielo absorbe el espectro rojo para hasta seis veces más eficientemente que lo que puede con el espectro azul.

Cuanto mayor sea el área de hielo atravesada por la luz, menos rojo sobrará y, por lo tanto, más profundo se verá el tono azul. Espesores de menos de un metro de hielo por lo general reflejan lo suficiente otras franjas del espectro de luz y la masa gélida sigue adoptando apariencia blanca. “Sólo cuando la luz pasa a través de un metro comenzamos a ver tonos de azul en el hielo”, dice Wolfgang.

ICEBERGS ROJOS Y VERDES

A pesar de la intensa belleza de los icebergs azules, los icebergs son más llamativos. A veces, el enrojecimiento se nota en una parte del iceberg, e incluso aparece en forma de rayas, dejando el iceberg con un patrón de cebra.

La explicación para el color rojo tiene que ver con la formación del bloque de hielo, por lo general en una zona con muchos sedimentos ricos en hierro que se encuentran atrapados en la masa congelada, dando esa coloración inusual.

Aún más raros son los icebergs verdes. De un hermoso color verde botella y translúcidos por completo, son una fuente de debate incluso para los científicos expertos de la glaciología. Las investigaciones indican que la formación de estos témpanos en perfectas condiciones logra que se expulsen todas las burbujas de oxígeno presentes en el hielo y forman zonas de alta presión, muy densas y desalificadas, lo que crea isótopos perfectos que sólo reflejan las partes del espectro de luz que componen el color verde.

12/04/2011 05:58 amientender Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

amientender

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris